Los diputados populares han apretado las tuercas al ministro de Trabajo, después de ser excluido de la comisión negociadora para fomentar empleo, y el pacense ha defendido el proyecto en las filas catalanas. ¿HA marcado su futuro inmediato?
Actualizado Jueves , 18-02-10 a las 14 : 09
Extrapolando las palabras de Felipe González, pronunciadas en su día refiriéndose al Partido Socialista madrileño, el PSOE ahora es toda «una olla de grillos». Gabriel Sanz publica hoy en ABC las palabras con las que el ministro de Tragbajo e Inmigración, Celestino Corbacho, elogió ayer a su compañero de la cartera de Fomento, José Blanco, tras conocerse su exclusión directa de una comisión negociadora destinada a «fomentar empleo» y que, por propia naturaleza del organismo, debería contar con la participación del titular de Trabajo.

Pero Corbacho no estará. Sí lo hará el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, que para Corbacho es el «futuro». Después de decírselo así, cara a cara, al gallego ayer en los pasillos del Congreso, ambos se fundieron en un abrazo. Sin embargo, sus reacciones, hoy, distan años luz: Blanco ha «reaparecido» en una entrevista en Onda Cero satisfecho, contento, confiando en que la comisión en la que también estarán la vicepresidenta económica Elena Salgado y el ministro de Industria, Miguel Sebastián, sirva para dar lo que «la sociedad española está exigiendo: Menos debate sobre lo que hay que hacer y que entre todos nos pongamos manos a la obra». También espera que el PP «entierre el hacha de guerra y se incorpore al trabajo» cuando vea al resto de los grupos políticos que «se ponen a construir».
«En este tiempo se requiere más que nunca trasladar un mensaje nacional de confianza, de amplitud de miras. Porque para salir de esta situación excepcional lo que se requieren son respuestas excepcionales, hacer un esfuerzo colectivo y no estar pensando siempre en el egoísmo partidario», ha añadido atacando a los populares. Y también ha deslizado un mensaje, que se puede extraer para valorar sus opciones ante un posible «ten con ten» contra Mariano Rajoy si el PSOE decide que sea finalmente Blanco el candidato a las elecciones generales de 2012: «Cuando llegue el momento, la sociedad juzgará no sólo el comportamiento del Gobierno, sino de la oposición». ¿Ese momento es 2012?

Uriarte le busca las cosquillasLos populares, no obstante, no se han olvidado de buscarle las cosquillas al segundo protagonista del abrazo de ayer, Corbacho, y han aprovechado hoy en una interpelación urgente durante la sesión plenaria en el Congreso de los Diputados. El diputado del PP Ignacio Uriarte le ha preguntado por su futuro en las filas del Gobierno cuando se le ha dejado fuera de la comisión sobre una materia que le ocupa directamente, la creación de puestos de trabajo. Primero, Corbacho se lo ha tomado con cierta filosofía, aunque se le notaba ciertamente incómodo: «No se preocupe por mi futuro», ha contestado. Pero Uriarte ha continuado hurgándole en la herida abierta, hasta que Corbacho ha explotado: «Tengo mucho pasado a mis espaldas defendiendo un partido y un proyecto... en el Partido Socialista de Cataluña». Esta argumentación ha provocado también cierto runrún entre los diputados populares al comprobar cómo Corbacho disecciona las filas socialistas de Cataluña y las centrales y hay quien ha llegado a interpretarlo como una alusión directa al camino de retorno que seguirá el ministro de Trabajo.

Seguidamente, Corbacho ha quitado hierro al encontronazo verbal y ha reiterado en los pasillos que «no tiene ningún sentido» que forme parte de la comisión del Gobierno encargada de buscar en los próximos dos meses acuerdos con los grupos para consensuar las grandes reformas económicas, puesto que los temas laborales ya se abordan en la mesa de diálogo social. La integración de la comisión «la convino el presidente del Gobierno», ha contestado escueto el titular de Trabajo.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es