El presidente nacional del PP ha condicionado los pactos anticrisis a que el Gobierno no suba los impuestos
Actualizado Miércoles , 17-02-10 a las 18 : 04
Miércoles de ceniza. Y, tras escuchar a Rodríguez Zapatero enunciar que estamos «en la dirección de la recuperación económica», el jefe de la oposición ha verbalizado la particular penitencia para el presidente del Gobierno. El adelanto de elecciones, a menos que haga caso a la exigencia incesante de los populares de que Zapatero espolee, tras un año de crisis aguda y creciente paro, un viraje radical a su política económica para sacar al país de esta grave situación. Rajoy ha dado tres alternativas al Gobierno: que rectifique «a fondo» su política económica porque «así no podemos seguir» -ha dicho y ha continuado-, o que «disuelva las Cortes y convoque elecciones, pero estoy seguro de que esta opción no la va a elegir» el jefe del Ejecutivo, y una tecera opción para salir de la crisis, ya que «no es España la que inspira desconfianza, sino usted, señor Zapatero» -ha espetado el jefe de filas populares-, que es la de que los diputados socialistas «reconsideren su apoyo a la investidura» de Zapatero.

En el turno de contraréplica al Gobierno, tras la segunda intervención del presidente Zapatero, el líder del PP ha rogado al mandatario leonés que «no confunda a España con su persona, porque son dos cosas distintas». Rajoy ha vuelto a interrogar al dirigente del PSOE: «¿Por qué tuvo que ir la vicepresidenta económica del Gobierno a Londres la política de este Ejecutivo? ¿Porque decidió incrementar el déficit o porque yo me opuse a que lo suba?». El líder del PP ha cogido el testigo lanzado por Zapatero invitándole a que presente una moción de censura contra el «primer espada» del Ejecutivo, algo inaudito a juicio del PP porque «es la primera vez que el presidente del Gobierno invita al líder de la oposición a que presente una moción en su contra. Pero tenga usted la certeza de que si yo tuviese los votos necesarios, usted no seguiría sentado en ese sillón» de la Moncloa, le ha respondido el gallego.
Rajoy: «Rectifique, convoque elecciones o cambien de líder»

En su segunda intervención, el dirigente popular ha repetido las tres tesituras que tiene en su poder el Gobierno para ejecutar un «cambio», en cuya necesidad «hay unanimidad en esta Cámara», y ha añadido que si el Ejecutivo rectifica su senda económica «ocurrirá lo que pasó con el Pacto antiterrorista, que este Grupo estará con usted», ha culminado.

«Su letanía es siempre la misma»Antes, se había escuchado a Rajoy cargando contra su rival político con un discurso firme y afianzando a cada minuto un tono más severo. «Le hemos hecho venir a la Cámara porque estamos atravesando un deterioro continuo. Nos hemos convertido en la "comidilla" de nuestros socios europeos y esta situación inquieta a todos, a usted también, porque ha llegado a hablar de conjuras internacionales». Su letanía «es siempre la misma». En esto «es usted coherente», ha dicho irónico el líder del PP.

Rajoy ha amoldado su discurso cerrado anoche con sus más fervientes asesores, como Pedro Arriola, al mensaje con el que Zapatero ha llegado a este Pleno monográfico sobre economía. «Ha venido usted a decir que la recuperación económica está al alcance de la vista, pero estoy equivocado, o ¿hay hoy medio millón de parados más que hace seis meses?», ha preguntado a sus señorías Rajoy, que ha comenzado a lanzar un ramillete de interrogaciones sin respuesta: «¿De qué presume? ¿cuáles son sus éxitos en política económica? ¿no es cierto que el Estado gasta un 70 por ciento más de lo que ingresa? ¿y que el déficit es hoy del 11 por ciento del Producto Interior Bruto?». El presidente nacional del PP ha incidido en esta baza sobre la pérdida de credibilidad que imprime Zapatero, y a su juicio, «no inspira confianza porque miente, niega la verdad, no sabe qué hacer». «Usted sólo hace anuncios y más anuncios y cada vez que viene las cosas están peor», ha echado por tierra Rajoy.

«No es que ahora en Europa le miren con malos ojos; es que ahora le conocen», ha afirmado, y la salva de aplausos de la bancada popular ha retumbado en el hemiciclo.

A un mes del ecuador de la legislatura... A un mes de cumplirse el ecuador de la legislatura, para los populares ya es tiempo suficiente para encauzar la crisis y lo han plasmado en este que han proyectado como «uno de los debates más importantes» de todo el segundo mandato de los socialistas, al que han asistido varios dirigentes políticos sin escaño en la Cámara Baja. Entre ellos, se han encontrado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la secretaria de Organización y «número tres» del PSOE, Leire Pajín, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Rajoy ha esbozado las recetas populares para mostrar la senda que debe arrancarnos de la crisis y que estriban en medidas contra el incremento de la deuda pública y la corrección del déficit, pero ha dicho «comprender» que pasado el momento de pánico en la escena internacional, Zapatero se haya retraído en la aplicación de medidas económicas, si bien es su deber de oposición «no admitirlo».
Rajoy: «Rectifique, convoque elecciones o cambien de líder»


Como anunciase ayer la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, el líder popular ha suscrito que no puede apoyar -bajo ningún concepto- la «errática» política económica del equipo económico estatal si no rectifica, por lo que supeditan un poco factible pacto anticrisis a ese cambio en las directrices del Ejecutivo. En este punto Rajoy ha rememorado las «diferencias ideológicas» planteadas por el presidente del Gobierno para no poner un acuerdo sobre la mesa, pero el popular ha corregido que lo que de verdad les diferencia «es su manera de ver la realidad».

Los órdagos de Rajoy«Su credibilidad está bajo mínimos», y por ello, ha advertido Rajoy, «como condición previa para liderar un proceso de acuerdos» puntuales y concretos, Zapatero «antes tiene que recuperar la credibilidad perdida porque en caso contrario no le hace falta ningún pacto, le sobran con sus apoyos habituales». A continuación, el líder de los populares ha desafiado, tenaz, al jefe del Ejecutivo a que anuncie que deja sin efecto la subida de impuestos, ni exigirá el pago de IVA hasta que la factura sea cobrada, a que aumente mayor nivel de reducción del gasto público (en más de 10.000 millones de euros, o sea, el doble del programa de austeridad aprobado este mes de febrero por Moncloa), la reducción en un 25 por ciento de los altos cargos del Gobierno, aprobada «por mayoría» la pasada semana en la Cámara Baja y que anuncie «aquí y ahora» que va a modificar «de forma inmediata la Ley General Presupuestaria para establecer techos de gasto y límites de endeudamiento a todas las administraciones públicas». «Vuelva a la Ley de Estabilidad Presupuestaria», ha exclamado. Si hace todo esto «aquí nos tiene», se ha ofrecido Rajoy, consciente del órdago que acababa de echar al Gobierno.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es