Actualizado Sábado , 13-02-10 a las 21 : 16
Ferrán Adrià desmiente la información publicada ayer en un blog de gastronomía de "The New York Times", que aseguraba que su restaurante, «El Bulli», cerrará sus puertas para siempre. En declaraciones a ABC.es, el considerado como mejor cocinero del mundo asegura que esa información no es correcta.
El pasado mes de enero, el afamado cocinero afirmó en Madrid que el cierre del restaurante, ubicado en Roses (Gerona, en España), sería en realidad un paréntesis de dos años, y que sus planes eran volver a abrir en el 2014.
Si bien Adrià no ahondó en las causas del cierre, en noviembre pasado se refirió a la crisis económica y a la necesidad de que los restauradores tengan "conciencia" de empresarios y hagan un control presupuestario exhaustivo en sus establecimientos.
Según «The New York Times» -el mismo diario que le dedicó un especial de doce páginas en 2003- el cocinero afirma que esta semana él y su socio, Juli Soler, tomaron la decisión de que el cierre fuera permanente, y que en su lugar abrirán un centro de estudios de alta cocina avanzada. Sin embargo, el propio Adrià ha indicado a este diario que esa información no es correcta.
Durante varios años, "El Bulli" -merecedor de las máximas calificaciones de las Guías Campsa, Michelín, Gourmetour y GaultMaillau- cerraba durante seis meses para que Adrià y el resto de cocineros pudieran dedicarse a innovar y a desarrollar nuevas técnicas.
«El Bulli» es conocido por deconstruir los platos e invertir los estados físicos de los ingredientes, de manera que las salsas se convierten en alimentos sólidos, y los sólidos, en aromas o espumas.
Adrià, de 47 años, llegó a El Bulli en 1983. En 1997 obtuvo las tres estrellas Michelin que ha mantenido desde entonces.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...