Actualizado Jueves , 04-02-10 a las 15 : 51
En silencio, como si de un fantasma se tratase, Campo de San Pedro, en Segovia, y Lomas de Campos, se han «colado» en la puja por albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, provocando el susto y la sorpresa entre sus vecinos y pueblos limítrofes. La lista de municipios presentados publicada ayer por el Ministerio de Industria revelaba la sorpresa protagonizada por estas dos localidades, ambas en Castilla y León. También está Santiuste de San Juan Bautista, que se presentó y luego pidió retirarse.
Con éstos son siete los municipios de la Comunidad que aspiran a recibir en su término las 6.700 toneladas de desechos nucleares a cambio de una inversión de 700 millones que supondrá 300 puestos de trabajo durante su construcción, además de ingresos directos para las arcas municipales. Un goloso caramelo que ha llamado la atención de estos pueblos, que buscan el silo de residuos radioactivos la herramienta para combatir la despoblación.
Llama la atención el caso de Campo de San Pedro, que tuvo ayer ocupados, ya entrada la noche, a los trabajadores del Ministerio buscando el expediente con su solicitud. Y es que el alcalde de esta localidad del nordeste de la provincia de Segovia, José Antonio Martín (PSOE), en declaraciones a Efe, negó que hubiese formalizado su candidatura. Sin embargo, el departamento que dirige Miguel Sebastián confirmó a ABC que la documentación con la solitud está presentada.
Cabecera de comarca
Este periódico intentó ponerse en contacto con el regidor, pero fue imposible. Su móvil estaba inoperativo. Eso sí, el nombre de Campo de San Pedro no era nuevo en el debate nuclear en el que ha aparecido y desaparecido como el Guadiana. Fue uno de los primeros que se postuló, aunque la «presión» de vecinos, hijos del pueblo y localidades próximas llevó al regidor a desestimar esa opción, que siempre ha defendido como «positiva» para este municipio de más de trescientos habitantes, cabecera de comarca de una de las zonas más despobladas de Segovia, pero con gran peso turístico.
Entonces era una candidatura conjunta con el vecino Fresno de Cantespino, gobernado por el popular Rafael Fernández. Planteaban una parcela común de 40 hectáreas. Sin embargo, Fresno dio marcha atrás ante la negativa del pueblo antes de poder presentarle el proyecto. La concentración en contra del cementerio nuclear parecía que terminó por convencer al alcalde de Campo de San Pedro para no presentar una candidatura que parece fantasma.
También todo un misterio para los vecinos es la opción planteada por Lomas de Campos, un concejo abierto de la provincia de palencia con 52 habitantes. Ayer, varios de sus habitantes expresaron a Efe su disgusto con la inclusión de su pueblo en la lista de candidatos al silo de residuos radioactivos y el «malestar» porque «el pueblo no ha sido informado».
También el alcalde del vecino Carrión de los Condes, Javier Villafruela, recibió con sorpresa la noticia. Su primera reacción fue de crítica al Gobierno por subastar su ubicación entre los municipios. Aún así, aseguró «respetar al máximo la decisión del municipio de Lomas de Campos, ya que en la situación de grave crisis económica en la que estamos los pueblos nos agarramos a lo que sea para dar trabajo a los vecinos».
También sigue en la lista provisional, Santiuste de San Juan Bautista, el municipio segovia que tan sólo unas horas después de formalizar su candidatura justo antes de cerrarse el plazo, decidió dar marcha atrás y no ofrecer su término para el cementerio nuclear. Aunque Industria no publicará hasta dentro de unos días el definitivo, en el provisional también figuran Santervás de Campos y Melgar de Arriba (Valladolid), Congosto de Valdavia (Palencia) y Torrubia de Soria. Así, Castilla y León copa más de la mitad de las peticion: siete de trece.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es