¿Cuál era el auténtico color de los dinosaurios?
Dos ejemplares de Sinosauropterix / Chuang Zhao - Lida Xing
Actualizado Viernes , 05-02-10 a las 12 : 55
Los dibujos y reproducciones artísticas de los dinosaurios pueden no ser muy fieles a la realidad. Algunos de ellos, cubiertos de plumas, se pintan de colores según las hipótesis más o menos acertadas de los investigadores. Ésta es la primera vez que los científicos han logrado identificar el auténtico color de una especie de dinosaurio y de las primeras aves. Curiosamente, eran de varios tonos. Desde marrones y anaranjados a blancos y negros. Un traje muy vistoso que podía ser muy atractivo durante el cortejo.
La investigación, dirigida por Michael Benton, investigador de la Universidad de Bristol (Reino Unido), fue posible gracias a que los restos fósiles encontrados de la región de Hebei (China) se conservan sorprendentemente bien, lo que permitió analizar las estructuras de las plumas de aves y dinosaurios del Cretácico, según publica la revista Nature.
Algunos de los fósiles analizados fueron los del Sinosauropterix. Los restos de esta especie de dinosaurio terópodo contenían restos de orgánulos con pigmentos coloreados que, hasta ahora, se pensaba que procedían de filamentos subcutáneos. Esto llevaba a creer que estos dinosaurios, más que plumas, tenían en la piel unas estructuras similares al pelo.
Sin embargo, el equipo de Benton constató que los orgánulos hallados en los fósiles no contenían colágeno (lo que los ubicaría en la piel de los animales) sino melanina. El dinosaurio terópodo tenía rayas de una especie de cerdas de color naranja y blanco a lo largo de su cola.
Un mapa de coloresTambién fueron examinados algunos restos del pájaro Confuciusornis. Los investigadores constataron que su plumaje era de manchas blancas, negras y marrón anaranjado. Futuros trabajos en este campo permitirán bosquejar un mapa de colores y patrones sobre el ejemplar completo.
¿Cuál era el auténtico color de los dinosaurios?
El fósil del ave Confuciusornis / Nature
Benton también avanzó que los estudios desvelarán la función original de estas plumas, si servían para permitir volar a los dinosaurios o protegerse. «Sabemos que el plumaje vino después de las alas, por lo que en principio las plumas no originaron las estructuras óseas que capacitaban el vuelo» explicaba el paleontólogo. Se sugiere, por tanto, que en un primer momento el plumaje y su coloración se desarrollaron sólo para el cortejo y después evolucionaron las funciones de vuelo y termorregulación.
«Las plumas son la clave del éxito de las aves y ahora pordemos diseccionar su evolución al detalle para estudiar los tipos de plumaje que existieron en cada época. Esto se relaciona con el trabajo actual sobre descifrar cómo el genoma controla el desarrollo del plumaje».

Enviar a:

¿qué es esto?