Consolidar el hecho cultural de la Fiesta es una necesidad y un primer paso para su reconocimiento internacional. La iniciativa de la Asociación Taurina Parlamentaria (ATP), que reunió el pasado lunes en el Senado a representantes del Ministerio del Interior, Comunidades Autónomas, responsables del sector integrados en la Mesa del Toro, y hasta el presidente del Observatorio Nacional de Culturas Taurinas de Francia, es un paso adelante en la cohesión en torno a la Fiesta de los toros.
Así define la reunión el portavoz del Partido Popular en el Senado y vicepresidente de la ATP, Pío García Escudero. «Por primera vez desde que las diferentes Comunidades asumieron las transferencias taurinas se ha conseguido una jornada en la que se han expuesto experiencias y se ha trabajado en la armonización de los diferentes reglamentos taurinos».
Elemento coordinador
Para García Escudero, los distintos articulados en las Comunidades que asumieron las competencias en materia taurina deben obedecer a un «mismo espíritu», y en ese sentido la reunión del Senado adquiere una mayor transcendencia. «Se puede recuperar un órgano similar a la Comisión Consultiva, como un elemento de coordinación con el Ministerio del Interior», insistió García Escudero, que coincidió con el presidente de la ATP, el ex senador socialista Miguel Cid, para quien la reunión evidenció el «interés por armonizar toda la legislación taurina, teniendo siempre en cuenta las peculiaridades y matices de diferentes autonomías y plazas».
Además, «ha sido un paso más en la defensa del concepto Fiesta como un auténtico elemento cultural», lo que, a juicio de Cid, «no se ha tenido siempre muy en cuenta».
Para García Escudero, «lo ideal sería que las diferentes Comunidades se interesasen en la declaración del espectáculo como un Bien de Interés Cultural Inmaterial, para, a partir de esa base, llevar y potenciar la Fiesta ante la Unesco de una forma coordinada para alcanzar el reconocimiento internacional».
«El ejemplo lo tenemos en el Tango -declarado Bien Cultural Inmaterial de la Humanidad el pasado año-, o el Flamenco, ahora en tramitación», subrayó el portavoz popular, para quien los Toros deberían llegar a la Unesco con el respaldo de España, Francia, Portugal y los diferentes países suramericanos en donde la Fiesta es también parte de su patrimonio.
De ahí, uno de los puntos del comunicado conjunto que todos los participantes en la reunión del Senado firmaron y en el que «hacen constar el compromiso de que en cada Comunidad Autónoma se estudie la posibilidad de iniciar la tramitación de la declaración de la Fiesta como Bien Cultural Inmaterial propio para alcanzar su posterior declaración universal por la Unesco».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...