Domingo , 24-01-10
Óscar López mueve ficha. Las elecciones autonómicas de 2011, las primeras a las que se presentará como cabeza de lista del PSOE en Castilla y León para ocupar la Presidencia de la Junta y en las que se juega en buena parte su futuro y la confianza que recibió cuando llegó en septiembre de 2008 con el impulso de Ferraz, están más cerca y ha decidido rodearse ya de un equipo de su plena confianza. Una selección con marca propia, en la que olvida las herencias que sí tuvo que tener en cuenta en el Grupo Parlamentario y en su Ejecutiva. El Comité Autonómico que la formación socialista en la Comunidad celebró el viernes marcó el pistoletazo de salida para empezar a engrasar la maquinaria de la precampaña electoral que debe desembocar en la elección de los candidatos a las Cortes regionales y a los ayuntamientos tras el verano.
Pero el líder socialista llegó con algunas cosas bastante claras ante sus compañeros. No esperó al Comité Autonómico para revelar quiénes serán sus «manos» a la hora de planificar la cita y la configuración del programa. Son nombres de su confianza. Casi todos jóvenes y, sobre todo, caras nuevas en esos puestos y la mayoría con cargos en las dos cámaras de Madrid.
Atrás quedan figuras que ocuparon un cargo relevante en los últimos años. Se ha puesto el traje de entrenador y ha decidido mover el banquillo e incluso recurrir casi a la grada para configurar el equipo con el que quiere jugar en su «Objetivo 2011».
De nuevo Pedro José Muñoz se sitúa como su mano derecha. El secretario de Organización y número dos de López encabeza el organigrama del Comité Electoral. El también diputado abulense será el coordinador electoral. Inmediatamente después, Julio López, otro de sus hombres de confianza. El secretario de Economía de la Ejecutiva autonómica socialista y concejal en el Ayuntamiento de Palencia será el encargado de coordinar la estrategia y discurso, acompañado por una decena de dirigentes socialistas de todas la provincias. Es el único punto en el que se conserva la tradición de dar cabida a todas las formaciones provinciales. Porque en el nuevo equipo de campaña, López ha roto con ese planteamiento que su antecesor en el cargo, Ángel Villalba, sí llevaba a cabo, pese a que en la dirección nacional de Ferraz nunca ha compartido el equilibrio territorial en el reparto de cargos. Las preferencias personales del líder socialistas pesan más que el reparto equilibrado entre las provincias.
Nombres recuperador
La acción electoral, es decir, la organización de actos de precampaña y campaña, el márketing y las infraestructuras estarán en manos de Tomás Blanco, otro de los nombres en los que hace unos meses también se fijó López al designarle delegado autonómico de la formación. Sin formar parte de la Ejecutiva, este abulense, portavoz en la Diputación, depende directamente de Pedro José Muñoz.
En este equipo, el líder socialista da protagonismo a otra de las «niñas de sus ojos», la senadora zamorana Ana Sánchez. que será la responsable de la campaña para las elecciones autonómicas. Uno de los nombres que tomó fuerza para presentarse en 2007 a la Alcaldía de Zamora sale así del anonimato del Senado. El secretario regional de Juventudes Socialistas, Daniel Rodríguez, se encargará del área de Juventud. Como coordinador de la campaña municipal López ha elegido a otro de sus «incondicionales», el senador por Burgos Julián Simón de la Torre. Como responsable de programas, el procurador vallisoletano Óscar Sánchez, que al ser secretario de Estudios y Programas de la Ejecutiva autonómica su presencia casi es obligada.
La veteranía de Madrid
En el renovado bloque, López también incluye a una de sus «referencias» políticas en la Comunidad: Demetrio Madrid. No en vano, es el único socialista que ha alcanzado la Presidencia de la Junta en treinta años. El veterano y reputado político, «sabio» del PSCL, es una de las personas por las que López siente «respeto» y no ha dudado recurrir a su figura.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es