ÚLTIMA HORA
CiU remonta y aventaja a ERC un punto tras el 9N según el CEO
Valoración:
Jueves , 21-01-10
La caída en 2009 del número de afiliados a la Seguridad Social hasta niveles de 2005 y el espectacular incremento del número de prestaciones de desempleo ha forzado al Gobierno a reabrir el debate sobre la reforma de las pensiones ante el riesgo de que a corto plazo el sistema entre en déficit, según apuntan algunos expertos. De hecho, este año podría haber ya un déficit de caja ante la caída del número de cotizaciones.
Mientras la comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados elabora sus conclusiones, el Gobierno está preparando un informe sobre la mencionada reforma, la cual sería de «mínimos» para no dañar aún más la imagen del Ejecutivo.
La reforma que va a plantear el Ejecutivo y que está siendo encabezada por el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, incluye la reestructuración de las pensiones de viudedad, aunque sin efectos retroactivos. Así, se trataría de que, por ejemplo, un viudo/a con pocos años de matrimonio y sin hijos perciba una pensión limitada en la cantidad y en el tiempo, contrariamente a lo que sucede actualmente.
Restricciones según sueldo
Asimismo, podrían establecerse determinadas condiciones para la percepción de una pensión cuando el viudo/a cobra un sueldo elevado. También se podría aumentar del 52% actual al 70% la base de cálculo de las pensiones de viudedad. La aplicación de esta medida tendría un impacto de 5.000 millones en las cuentas de la Seguridad Social.
Otro objetivo del Gobierno es aproximar la edad real de jubilación (63 años y 10 meses de media) a la edad legal (65 años). Para ello, se pretende restringir y limitar las jubilaciones anticipadas. Lo que está descartado es ampliar la edad legal de jubilación. Asimismo, el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero va a poner sobre la mesa la vieja polémica sobre la ampliación del periodo de cotización que se tiene en cuenta para calcular las pensiones. Actualmente se toman los últimos 15 años y muchos expertos consideran más justo para el trabajador que se considere toda su vida laboral, lo que sería más costoso para la Seguridad Social.
Evitar medidas traumáticas
No está confirmada la fecha en que este documento será presentado al Consejo de Ministros aunque sí que el Ejecutivo maneja como alternativas el próximo 29 de enero o el siguiente 5 de febrero. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se inclina por el día 29 pero ese día se celebra en Barcelona la reunión informal de ministros de Empleo de la Unión Europea que deberá presidir el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.
Sobre esta reforma, el ex vicepresidente económico del Gobierno y próximo presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, reclamó ayer que se tomen medidas urgentes porque con la tendencia actual, dentro de doce años, en 2022, «habrá una insuficiencia de fondos para pagar las pensiones».
A su modo de ver, el debate sobre las medidas a tomar se debe iniciar ya, para no tener que tomar «medidas traumáticas» después. Rodrigo Rato precisó que el sistema de pensiones de nuestro país «es bueno y merece la pena conservarlo».
El ex ministro presentó ayer las conclusiones a las que ha llegado una comisión de expertos de distintos ámbitos y signos políticos, que ha analizado durante los últimos dos años los efectos del envejecimiento en el futuro del «Estado del Bienestar».
Ese grupo ha estado compuesto también por el ex ministro socialista de Industria y Administraciones Públicas Juan Manuel Eguiagaray; José María Fidalgo, ex secretario general de Comisiones Obreras.; Juan Chozas, ex secretario general de Empleo con el Partido Popular; Víctor Pérez, sociólogo e investigador social; Françesc-Xavier Sala, economista y profesor de la universidad de Columbia, y Pilar González, presidenta de Unespa.
Alargar la vida laboral
La recomendación principal de esta comisión es alargar la vida laboral más, con incentivos, y eliminar los elementos que impulsan a sacar del mercado a los trabajadores de más de 50 años.
En definitiva, acabar con las prejubilaciones masivas incentivadas para evitar que el sistema de pensiones acabe convertido en un instrumento de ajuste del mercado laboral.
Asimismo, se pretende revisar las distintas reglas de ese mercado para acabar con «su grave segmentación y aumentar la llamada flexiseguridad». Para eso hay que conseguir crear nuevas opciones atractivas y flexibles de incorporación al mismo, organización del trabajo, mantenimiento del empleo y medidas para favorecer la productividad.
Estos mecanismos permitirían combinar fórmulas de trabajo y estudio en las generaciones jóvenes, rompiendo la tendencia a una prolongación indefinida de la estancia en el sistema escolar y, segundo, de trabajo y retiro en las generaciones mayores. En cuanto a la revalorización de las pensiones, apuestan por mecanismos anuales de ajuste prefijados.
Pensión de viudedad. Se quiere romper su universalidad y reducir sus modalidades, así como fijar límites temporales y de cantidad, según el proyecto de reforma. Todo ello sin efectos retroactivos.
Ampliar la base de cálculo. Habría que aplicar la proposición aprobada en el Congreso de los Diputados que eleva del 52 al 70% la base de cálculo de las pensiones de viudedad.
Restringir las jubilaciones anticipadas. El objetivo del Gobierno es aproximar la edad real de jubilación de los trabajadores (fijada en 63 años y 10 meses) a la edad legal (65 años).
Periodo de cotización. Vuelve el debate sobre si habría que ampliar a toda la vida laboral el periodo de cotización (actualmente son 15 años ) que se tiene en cuenta para calcular las pensiones.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...