El lunes moría en un hospital de Sarasota (Florida), a causa de un cáncer de colon, uno de los fotógrafos fetiche de la agencia Magnum, a la que llegó de la mano de Robert Capa y a la que estuvo unido casi 60 años
El fotógrafo que mitificó a James Dean
MAGNUM PHOTOS James Dean paseando por Times Square en 1955, fotografiado por Dennis Stock
James Dean pasea por Times Square un lluvioso día del invierno de 1955. Lleva las manos metidas en el abrigo -el cuello, subido por el frío- y un cigarro en la boca. A nadie le ha quedado nunca tan bien un pitillo pegado a los labios como a él. Su desgarbada figura se refleja en las calles neoyorquinas gracias a la lluvia, que convierte la acera en un espejo. Frente a él, el fotógrafo Dennis Stock, que capturó esa imagen, publicada por primera vez en la revista «Life» y reproducida hasta la saciedad desde entonces. Ha quedado como uno de los iconos del siglo XX. Pocos días después moría James Dean y nacía el mito.
Stock le sobrevivió muchos años. Falleció el pasado lunes en un hospital de Sarasota (Florida). Un cáncer de colon ha acabado con uno de los fotógrafos fetiche de la agencia Magnum, a la que llegó de la mano del mismísimo Robert Capa. Tras ganar en 1951 un premio de jóvenes fotógrafos convocado por «Life», Dennis Stock fue invitado ese mismo año por la agencia y, tres años más tarde, ingresó como miembro de pleno derecho. Toda una vida (casi sesenta años) unido a Magnum. En todo este tiempo se ha convertido en uno de los grandes fotógrafos de Hollywood. El propio Stock confesó en una entrevista que su mentor en la meca del cine fue Humphrey Bogart. No tenía malos padrinos en su profesión: Capa y Bogart.
Entre las imágenes más conocidas de Stock, el retrato de una bella y pensativa Audrey Hepburn que saca y apoya su cabeza en la ventanilla de un coche, o un relajado Marlon Brando, caracterizado como Napoleón, en el set de rodaje de «Desirée». Marilyn Monroe o John Wayne fueron también inmortalizados por Stock. Pero si hay un nombre que ha quedado unido para siempre al suyo, ése fue, sin duda, James Dean. Aparte de la célebre instantánea de Times Square, Dennis Stock acompañó al actor en un viaje a su Fairmount natal, donde le hizo una serie de curiosas fotografías: Dean metido en un ataúd, Dean junto a un cerdo en una pocilga, Dean en un tractor, Dean comiendo... En 2005 publicó el libro «James Dean: hace 50 años».
Pasión por el jazz
Junto al cine, otro de los objetos de deseo del fotógrafo norteamericano era el jazz. Pasó largas noches en clubes oyendo, y retratando, a Louis Armstrong, Billie Holiday, Duke Ellington o Miles Davis en acción. Parte de ese trabajo se reunió en el libro «Jazz Street». En los locos sesenta, el inquieto objetivo de Stock se centró en las comunas hippies de Colorado, Nuevo México y California. Es muy célebre la instantánea de una joven rubia bailando, de espaldas a la cámara, en el festival de rock celebrado en la playa de Santa Mónica en 1968. En los últimos años la naturaleza llamó toda su atención y se dedicó a retratar paisajes.
Nacer en el Bronx neoyorquino debe imprimir carácter. Así fue en el caso de Dennis Stock, que nació allí el 24 de julio de 1928, de padre suizo y madre inglesa. Estaba casado con la escritora Susan Richards y era padre de tres hijos. Su trabajo se ha visto en los principales museos del mundo y está presente en las más prestigiosas colecciones.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es