Unos pulmones para dominar la Tierra
Tomografía computerizada de un caimán americano / Universidad de Utah
Actualizado Miércoles , 10-02-10 a las 13 : 09
La agresiva expresión de un caimán y la inocente imagen de, por ejemplo, el canario que tenemos en casa, poco parecen tener en común, pero los científicos han descubierto que comparten algo esencial para la vida. Ambos respiran de la misma forma, con una estructura pulmonar muy peculiar que hasta el momento se creía exclusiva de los pájaros. El aire fluye en las vías respiratorias de estos reptiles salvajes en una única dirección, de la misma forma que lo hace en las entrañas de nuestro amigo enjaulado. El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Utah en Salt Lake City (EE.UU.) y publicado en la revista Science sugiere que esta técnica de tomar aliento podría haber permitido a los antepasados de estos animales ser más resistentes y dominar el planeta después de la peor extinción masiva ocurrida jamás, que se produjo hace 251 millones de años.
Después de la famosa extinción, estos reptiles fueron los animales terrestres más poderosos. La «matanza» universal provocó la muerte del 70% de la vida terrestre y del 96% de la marina. El mundo quedó devastado y el nivel de oxígeno en el aire era de un escaso 12%. No se sabe muy bien qué lo provocó, aunque se barajan una fuerte actividad volcánica o el impacto de un gran asteroide. Tras la catástrofe, la naturaleza comenzó a recuperarse poco a poco y, en ese tránsito, los arcosaurios -que significa literalmente reptiles dominantes-, se convirtieron en los reyes de la Tierra. Evolucionaron en dos ramas distintas: la de los cocodrilos y la de los pterosaurios voladores. La cuestión es que los investigadores creen que los ancestros que compartieron aves y caimanes adquirieron entonces, hace unos 246 millones de años, su extraño método respiratorio.
Ejercicios vigorosos¿En qué consiste esta peculiar forma de tomar aliento? Los científicos, dirigidos por Collen Farmer y Kent Sanders, estudiaron los patrones de flujo de aire y agua en los pulmones de caimanes americanos, tanto en animales vivos como en pulmones extirpados ventilados artificialmente. Los resultados mostraban que el flujo de aire en el caimán era unidireccional y extremadamente similar al de las aves, aunque sigue sin saberse cómo los caimanes controlan este tipo de respiración sin los sacos de aire de los pulmones que tienen los pájaros.
Este sistema permite a los pájaros recorrer grandes distancias y también pudo ayudar a los antepasados de los cocodrilos a sobrevivir tras la extinción masiva. «Esta es la verdadera importancia del descubrimiento», asegura CG Farmer, autor principal del estudio y profesor en la Universidad de Utah. La razón es que, incluso con menos oxígeno, los arcosaurios eran capaces de realizar «ejercicios vigorosos» con su particular método de respiración.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...