Los caprichos del hombre han cambiado la genética de los perros
Dos Shar-Pei chinos. El de la izquierda tiene la piel arrugada, lo que se relaciona con un gen llamado HAS2.
Actualizado Miércoles , 10-02-10 a las 12 : 42
Durante 14.000 años, el ser humano ha domesticado perros, una tarea en la que, por medios artificiales y de cría selectiva, ha obtenido más de 400 razas diferentes. Cada una de ellas tiene un físico, un color de pelo y un temperamento diferentes. Los criadores se han esforzado por conseguir animales con unas características determinadas que satisfagan a sus dueños. Algunos son más fuertes o más capaces para la caza, otros más tranquilos, dóciles y cariñosos, ideales para tener en casa o jugar con los niños. Se les ha intentado cambiar hasta el carácter.
Pero jugar a ser el Dios de los canes tiene sus consecuencias, como lo demuestra un trabajo realizado por investigadores de la Universidad de Washington en Seattle (Estados Unidos) y que publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Los científicos, dirigidos por Joshua Akey, han analizado los genomas de 275 perros (canis lupus familiaris) domesticados que pertenecen a 10 razas en un intento de identificar las alteraciones genéticas responsables de las características específicas de estos animales. Los autores escanearon el registro genético de las razas beagle, collie, terrier Jack Russel, Shar-Pei y el caniche, entre otras. Y han determinado cómo el impacto de siglos de crianza selectiva ha influido en el genoma completo de nuestro mejor amigo. ¡Hemos introducido cambios!
Los autores descubrieron 155 localizaciones genéticas distintas con evidencias de manipulación en la cría y sugieren cómo han influido en el tamaño del cuerpo o el color de cada raza. Así, por ejemplo, los investigadores sugieren que las versiones diferentes del gen HAS2 podrían dotar al popular Shar-Pei de su distintiva piel suave o arrugada.
Entender cómo los genes de los perros han sido afectados por la selección artificial puede ayudarnos a comprender mejor cómo los humanos se vieron influidos por la selección natural.

Enviar a:

¿qué es esto?