Publicado Actualizado miércoles , 30-12-2009 a las 06:08:02
Dentro de seis meses no se permitirá fumar en ningún lugar público cerrado; ya sean discotecas, bares o restaurantes o tengan más o menos superficie. O puede que todo siga casi igual. La presión de la hostelería empieza a hacer flaquear, incluso a comunidades gobernadas por el PSOE. La Junta de Andalucía ha pedido una dispensa al Gobierno para los establecimientos que reformaron sus locales y habilitaron zonas específicas para fumadores hace tres años.
El consejero de la Presidencia de la Junta anunció ayer que propondrá al Ministerio de Sanidad y al resto de comunidades autónomas que se permita fumar en los locales de más de cien metros y se adaptaron a la anterior legislación del tabaco. La propuesta será trasladada tanto al Ministerio de Sanidad como al resto de comunidades en el próximo Consejo Interterritorial de Salud.
De tener éxito, la iniciativa dejaría en papel mojado la modificación de la propuesta del Ejecutivo central, que quiere colgar el cartel de prohibido fumar en los establecimientos cerrados la próxima primavera. El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, que agrupa a los médicos en la lucha contra el tabaco, cree en la prohibición total como única medida eficaz para proteger la salud de los trabajadores de la hostelería y reducir el tabaquismo.
Perjuicio para la hostelería
La propuesta de Andalucía llega desde la Presidencia, pero ha sido asumida por la Consejería de Salud. «Esperamos que seamos capaces de convencer tanto al Gobierno como al resto de comunidades autónomas», señaló ayer Antonio Ávila, consejero de la Presidencia de la Junta.
Aunque la intención es que en un futuro todos los locales de ocio estén libres de humo, la Junta cree que implantar ahora la prohibición total supondría un perjuicio para los empresarios que hace tres años invirtieron su dinero en adaptarse a la nueva norma.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es