El programa «Bibliotecas Abiertas» cumple diez años
Actualizado Miércoles , 10-02-10 a las 10 : 58
Este nuevo año 2010 se cumple una década desde que el Gobierno de Castilla-La Mancha pusiera en funcionamiento el programa «Biblioteca Abierta», destinado a la realización de actividades y programas de animación a la lectura diseñados desde las propias bibliotecas y gestionados por los municipios. Un programa que ha conseguido que Castilla-La Mancha despegue su índice de lectura, uno de los puntos flacos de la comunidad autónoma durante años. Ya se ha abierto la convocatoria que permite participar en esta orden de ayudas a los ayuntamientos y entidades locales de ámbito inferior al municipio que cuenten con biblioteca o sala de lectura pública. Tal y como establece la orden, disponible a través del Diario Oficial de Castilla-La Mancha, también pueden ser beneficiarios los organismos locales que gestionen bibliotecas o salas de lectura pública municipales.
Como novedad para el próximo año, se establece una única modalidad de ayuda donde cada biblioteca podrá encontrar financiación para su programa anual de actividades, tanto de animación lectora como de extensión bibliotecaria, a través del programa «La biblioteca se sale».
Estas actividades se suman a labor que a diario realizan los más de 520 clubes de lectura que existen en la región, y al impulso que desde el Gobierno regional se brinda a actividades como la Feria del Libro, la Lectura y las Industrias Culturales de Castilla-La Mancha, que se celebra anualmente en Cuenca.
La región destaca actualmente por ser una de las Comunidades Autónomas que más actividades de fomento de la lectura realiza anualmente, siendo además una de las más premiadas a nivel nacional por este tipo de campañas. En este sentido, destacan las cerca de 20.000 actividades de animación a la lectura que se realizaron el pasado año.
Entre las actividades que se pueden subvencionar a través de esta orden de ayudas, destacan los cuentacuentos; clubes de lectura; recitales literarios; encuentros con autor; exposiciones de libros o ilustración; cursos de animación a la lectura o escritura; teatros, títeres y marionetas dirigidos a animar a leer, o la realización de talleres de carácter práctico. Quienes deseen participar en este programa tienen de plazo hasta el 28 de febrero para presentar la solicitud.
LA BIBLIOTECA SE SALEVinculado con el programa de ayudas para equipamiento bibliotecario, «La biblioteca se sale» fomenta la extensión bibliotecaria entre los municipios superiores a 2.500 habitantes, entendiendo a este espacio como un servicio que supera el edificio bibliotecario y que debe abarcar otros espacios públicos y culturales. De este modo se llevan los servicios bibliotecarios a los lugares donde se desarrolla la vida diaria de los ciudadanos, tales como centros de salud, estaciones de transporte, parques, plazas, jardines o piscinas, entre otros.
Este programa va unido a la orden de ayudas por la cual las bibliotecas públicas municipales pueden mejorar o ampliar el equipamiento de sus servicios bibliotecarios o bien cambiar de sede sus instalaciones, siempre y cuando no hayan sido beneficiarias de esta modalidad en la convocatoria inmediatamente anterior.
A la labor que a diario realizan las 542 bibliotecas de Castilla-La Mancha y los ocho bibliobuses, se suman otras inciativas privadas, como la que desde hace más dos décadas realiza la librería Hojablanca de Toledo, por cuyas paredes desfilan escritores y ávidos lectores toledanos. Estos días celebra su XX aniversarios con todo tipo de actos culturales.
Y es que, según datos de la Junta, Castilla-La Mancha es la región de toda España con mayor proporción de población usuaria de bibliotecas, tal y como se desprende de los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística, que señalan que el 50,9 por ciento de población de nuestra Comunidad autónoma utiliza este servicio. «Se consolida el objetivo por el que está trabajando el Gobierno del presidente José María Barreda, que es hacer que la lectura sea accesible al 100% de la población castellano-manchega en el año 2010», cifra que en la actualidad es del 99%, según palabras de la consejera de Cultura, Turismo y Artesanía, Soledad Herrero.
La región cuenta, en total, con una red de 550 bibliotecas públicas, de las que ocho son móviles, que a diario recorren las carreteras de la Comunidad llevando la lectura a los ciudadanos. En este sentido, Herrero recuerda la labor de los bibliotecarios, que han contribuido a que el índice de lectura en Castilla-La Mancha haya crecido el 15% desde el año 2002. Fruto de este esfuerzo, el Gobierno regional destina alrededor de 40 millones de euros anuales a las bibliotecas de nuestra región, en lo que también contribuyen el Ministerio de Cultura y los Ayuntamientos.
Según la Junta, «estos datos convierten a Castilla-La Mancha en un referente del sistema bibliotecario a nivel nacional», como se comprueba también por los datos que señalan que Castilla-La Mancha es la segunda región con mayor número de puntos de lectura por habitante (1 por cada 2.905 habitantes), frente a los 5.518 de la media nacional, según los datos ofrecidos por el INE.
INICIATIVAS PARA EL FOMENTO DE LA LECTURA«Para conseguir que el próximo año toda la población de Castilla-La Mancha tenga acceso a la lectura estamos llevando a cabo diversas iniciativas», explica la consejera, al recordar la recién inaugurada Biblioteca de Doble Uso en el municipio guadalajareño de Quer. Estas bibliotecas de doble uso se ubican en los centros escolares, que proveen de servicios tanto a la comunidad educativa como al conjunto de la población, optimizando así los recursos materiales y humanos, dando así respuesta a las necesidades de aquellos municipios donde el servicio bibliotecario municipal sea insuficiente.
Actualmente Castilla-La Mancha dispone de este servicio en la biblioteca «Graciano Atienza» de Villarrobledo (Albacete); la biblioteca de la Escuela de Arte «José María Cruz Novillo», en Cuenca; en Talavera de la Reina, las bibliotecas «Santa María» y «García Lorca»; la del Colegio Público «Juan XXIII», de Burujón (Toledo), y la del colegio público «Villa de Quer», en esta localidad de Guadalajara.
«La biblioteca solidaria» y «La lectura se lleva» son también otros de los programas que hemos comenzado a realizar de forma pionera en las provincias de Cuenca y Albacete, respectivamente, para contribuir a alcanzar ese objetivo y que todos los ciudadanos de esta región puedan tener acceso a la lectura a lo largo del próximo año, apunta la consejera.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es