La fractura del PSM acorrala a Gómez
Tomás Gómez, en la nueve sede del PSM / JAIME GARCÍA
Una encuesta de Ferraz apunta que si se celebraran ahora las elecciones autonómicas, los socialistas madrileños obtendrían un 28% de apoyos -por el 35% que sacó Simancas-, lo que llevaría al PSM a perder cuatro diputados en la Asamblea. Además, el líder socialista regional, Tomás Gómez, sale peor valorado que la portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés.
Con unos datos y un panorama como éste, el PSOE madrileño celebró ayer su Comité regional. Una reunión a la que, según los asistentes, acudió «muy poca gente», y la que fue no dudó en arremeter contra Tomás Gómez y su «errática» política. De los 568 delegados que tiene el PSM, según los cálculos, sólo se presentó el 20% para las votaciones. Ni siquiera se votó el informe de gestión.
El Comité regional socialista contó ayer con un total de 43 participaciones. De ellas, la mitad (20) fueron críticas con su líder. Entre estas, según Efe, destacan las intervenciones de los diputados nacionales Elviro Aranda y Mariví Cediel, las parlamentarias regionales Pilar Sánchez Acera, Mercedes Díaz Masó y Ruth Porta, los concejales del Ayuntamiento de Madrid Óscar Iglesias, Ramón Silva y Gabriel Calles, así como delegados de las agrupaciones de Hortaleza y Chamberí.
La falta de liderazgo, la poca claridad de su discurso, el ninguneo a las agrupaciones locales y el abandono al que ha sometido al grupo socialista en la Asamblea de Madrid son las principales críticas que ayer tuvo que escuchar Tomás Gómez. Por criticar, hasta también lo hizo el suegro de la «número dos» socialista de Madrid, Trinidad Rollán. Valentín Gómez, presidente del PSOE de Torrejón lamentó que el secretario general «no convoque para nada» a las agrupaciones». Además, quiso poner un ejemplo muy concreto con la manifestación que organizaron el sábado por la tarde los sindicatos a favor del diálogo social: «Nadie nos avisó, ni nadie nos convocó para ir», dijo.
Sin embargo, fue Óscar Blanco, diputado regional, quien se convirtió ayer en el gran protagonista del comité por sus críticas a Gómez. El parlamentario socialista le acusó de «no tener un discurso claro ante los ciudadanos» en temas tan sensibles como la sanidad o la educación. «A veces defiende la vertiente pública, y otras la gestión privada».
El líder de los socialistas madrileños tuvo que escuchar de su boca frases tan duras como: «vamos a la deriva... a peor, y encima nos dices que hoy ganaríamos las elecciones. Eso no se lo cree nadie»; «tenemos a nuestros militantes completamente perdidos con nuestra forma de actuar»: «el nuevo socialismo de Tomás Gómez se va diluyendo»; o «tenemos que cambiar el liderazgo».
«Recuperar la ilusión»
En este sentido, Óscar Blanco no dudó en pedir el modelo de primarias para elegir al nuevo candidato socialista. Por la tarde, quiso explicarlo a ABC. «Creo que hay que volver a ilusionar a la militancia y defender que el que quiera pueda optar a dirigir el partido en Madrid. Por eso creo que optar por las primarias sería la mejor solución para recuperar las ganas».
A su juicio, la dirección regional «no tiene objetivos marcados en el tiempo», si no que actúa «en función de impulsos». También acusó a Gómez de estar «potenciando» el antiguo sistema organizativo de las «familias» dentro del partido.
En su intervención a puerta cerrada, el líder socialista ha acusado de «desleal» a Blanco -que en ese momento no estaba presente-, lo que ha sido secundado con aplausos de los asistentes.
Por su parte, el concejal en el Consistorio madrileño, Ramón Silva, salió en defensa del edil Alejandro Inurrieta, expedientado por criticar en su blog la gestión del líder socialista al afirma que el PSM «camina sin rumbo» y, también, «sin cerebro». «Mal vamos -dijo ayer Silva- si el partido ha decidido expedientarle. Eso no había ocurrido nunca hasta ahora».
El diputado regional José Cepeda quiso restar importancia a las críticas y aseguró que el comité transcurrió con una «normalidad pasmosa». Cepeda intervino en «defensa de la estabilidad» del PSM, y considera que el «proyecto de protección social» de los socialistas madrileños ya está «vertebrado», por lo que abogó por «emitirlo nítidamente» y por trabajar para que «cale» en la ciudadanía durante el año y medio que queda para las elecciones autonómicas y municipales.
Según Cepeda, las posiciones de los críticos «no reflejan a la inmensísima mayoría de la organización». Fuentes cercanas a Gómez, según Efe, aseguran que las intervenciones críticas han representado «menos del cinco por ciento» y han calificado de «anecdótica» la petición de primarias realizada por Blanco.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es