Actualizado Martes , 01-12-09 a las 19 : 58
La OCU ha detectado restos de antibióticos en lotes de miel y gambas que se comercializaban en Carrefour, Lidl y El Corte Inglés, y ha advertido de que el abuso de estos fármacos puede convertirse en un problema, especialmente porque puede dar lugar a que se produzcan resistencias bacterianas.

Estas conclusiones forman parte de un análisis que desde hace varios años realiza la OCU en distintos productos para asegurarse de que están limpios de antibióticos veterinarios.
En concreto, los productos donde se han encontrado residuos son "Marlene Mil Flores" (Lidl), con lote L- 20931-F 4652 y caducidad en el 15 de mayo de 2010, que contiene estreptomicina; "Carrefour Miel Mil Flores"(Carrefour), con lote L-9152 y caducidad en diciembre 2010, que contiene ciprofloxacino y norfloxacino; "Luna de Miel Miel Mil Flores", con lote L 15556 07 H 32 y caducidad el 10 de julio de 2010, que contiene trisolina.
Asimismo, se han detectado restos de antibióticos en "Gamba pelada congelada Aliada" (El Corte Inglés), con lote 19/92/2009 y caducidad en febrero de 2011, que contiene cloranfenicol, según muestran los resultados de un estudio realizado por la OCU y que será publicado completo próximamente.

No suponen un peligro
Según destacó la OCU, en la miel no se permite la presencia de antibióticos, ya que la legislación no admite ningún límite, por lo que cualquier cantidad es considerada como no conforme a la legislación. Sin embargo, puntualizó que esto no significa que las cantidades encontradas supongan un peligro, ya que en otros productos se permiten cantidades de estos antibióticos mucho mayores que las encontradas, porque algunos alimentos establecen un límite legal de esos productos mucho más elevado que el detectado.
Además, explicó que el cloranfenicol detectado en las gambas es una sustancia que no está permitida en ningún caso, por su posible riesgo aunque, sin embargo, la cantidad encontrada también es pequeña. La entidad matizó que en cualquier caso, las cuatro muestras corresponden a productos que no cumplen la legislación.
Por ello, la OCU, además de alertar a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), se ha puesto en contacto con los distribuidores de estos productos, quienes han asegurado que ya no se venden. No obstante, la OCU señaló que estuvieron a la venta meses o semanas atrás, por lo que es posible que algún consumidor los tenga en su casa. En este caso, recomiendan fijarse en el número de lote y la caducidad y, si coincide con el afectado, aconsejan ponerse en contacto con la OCU en el número 913 009 143.

El Corte Inglés responde
El Corte Inglés precisó hoy que el lote de gambas comercializado a través de su marca Aliada y que retiró hace ya un mes del mercado a petición de la OCU tras detectar que contenía restos de antibióticos "ha pasado todos los controles sanitarios pertinentes". Así, el producto, gamba pelada y congelada que la compañía ha comercializado a través de la marca Aliada, cuenta con el visto bueno de todos los organismos sanitarios, entre ellos el Instituto Madrileño de Salud Pública, que lo declaró "conforme" al reglamento 2377/90 de la UE, al no superar los límites máximos de residuos de medicamentos veterinarios en alimentos de origen animal.
Pese a ello, y ante la preocupación de la OCU tras haber detectado en este producto restos de antibióticos, El Corte Inglés decidió retirarlo del mercado hace ya un mes. En cualquier caso, si algún consumidor conservara en su refrigerador este producto y estuviera disconforme con él, la cadena que preside Isidoro Alvarez se compromete a cambiárselo por otro.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es