Actualizado Jueves , 19-11-09 a las 16 : 49
La titular del Juzgado de Menores número 1 de Santander ha condenado a un año de internamiento en régimen semiabierto a un menor de 15 años de edad que agredió al educador del centro de acogida en el que se encontraba cuando intentó mediar en la pelea que el acusado mantenía con otro joven.
Según narra la sentencia, hecha pública hoy, los hechos por los que ha sido condenado el chico, nacido en Tánger, y que deberá indemnizar a la víctima con 5. 695 euros, ocurrieron poco después de las once de la noche del 25 de diciembre del año pasado, cuando tenía 14 años de edad.
El acusado, que residía en el centro de acogida Nueva Vida, situado en la localidad de Prezanes, se estaba peleando con un compañero, por lo que intervino un educador para separarles. En ese momento, el acusado propinó al educador tres golpes en el pecho.
Acto seguido, el trabajador del centro sujetó al joven por las manos, y le calmó, por lo que le soltó, momento que el menor aprovechó para volver a golpearle con fuerza, esta vez, en el cuello, causándole una contusión cervical de la que la víctima tardó en curar 151 días, 128 de los cuales fueron impeditivos para sus ocupaciones habituales.
La juez considera estos hechos constitutivos de un delito de lesiones y de otro de atentado, por lo que impone al menor un año de internamiento en régimen semiabierto, del cual, nueve meses deberá cumplirlos en el centro correspondiente, y los tres últimos estará en régimen de libertad vigilada.
Además el menor, que desde febrero del presente año está tutelado por la Comunidad Autónoma de Cantabria, y sus representantes legales, deberán indemnizar solidariamente a la víctima con la cantidad de 5. 695 euros, a la que se aplicará el interés legal correspondiente.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es