El acceso a internet de alta velocidad se equipara a servicios universales como las cabinas o las guías telefónicas
Navegar por la red a alta velocidad será un derecho de los españoles a partir del año 2011. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, anunció ayer que incluirá dentro del denominado «servicio universal» el acceso a internet con banda ancha de un mega de velocidad, lo que significa que deberá estar disponible a un precio asequible.
Pero además de un menor coste para el usuario, la importancia de la medida radica en que pone la banda ancha al mismo nivel de los demás servicios calificados como universales, como la llegada a zonas no rentables, la elaboración de guías telefónicas, la prestación del servicio de información telefónica, la instalación de cabinas y los servicios para usuarios discapacitados.
Por el momento, Telefónica es el operador encargado de prestar estos servicios aunque para 2011 se deberá redesignar el operador u operadores que ejerzan esta función. Otra decisión importante recaerá sobre la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), que deberá determinar el nuevo coste del servicio universal y qué proporción del Fondo destinado a costearlo deberá asumir cada operadora.
Por el momento, Industria ha explicado que dependiendo del interés que exista por parte de las empresas para ser designados como operador del servicio universal, se convocarán los concursos necesarios por elementos y zonas geográficas.
Apoyo económico
Así, el titular de Industria garantizó que en 2010 la industria de contenidos digitales seguirá siendo una de las prioridades de su departamento. Un respaldo que se materializará en un presupuesto de 100 millones de euros, y otros 300 millones más durante el ejercicio.

Enviar a:

¿qué es esto?