La interrupción voluntaria del embarazo no es un derecho positivo y el proyecto de ley del Gobierno mezcla plazos y supuestos en un híbrido de escasa solidez jurídica. Son dos de los argumentos expresados por UPyD, el partido de Rosa Díez, en su enmienda a la totalidad contra la ley del aborto que presentará hoy en el Congreso y a la que ha tenido acceso ABC.
UPyD considera que la ley es «oportunista», que no entra en el fondo de la cuestión y busca la división de la sociedad «en beneficio de los intereses electorales del Gobierno». Permitir el aborto desde los 16 años es una «incongruencia» con el resto de la legislación, según el partido de Díez, y abre un vacío legal que puede ocasionar conflictos jurídicos para las menores por lo que se plantea que la ley fije la obligación de la menor de informar a sus progenitores o representantes legales en cualquier supuesto. Existe el riesgo, dicen, de que la ley asuma que el aborto sea un método anticonceptivo más.

Enviar a:

¿qué es esto?