Valorar el Patrimonio
El borrador del Programa del Trío de Presidencias de la UE resalta también la necesidad de conservar el Patrimonio Cultural Europeo y apuesta por desarrollar políticas que impulsen el turismo cultural. «La herencia cultural europea, siendo testigo del pasado, es particularmente rica y debe ser preservada para las futuras generaciones», señala el texto, que hace hincapié en su contribución al «atractivo económico y desarrollo sostenible de las regiones, en particular a través del turismo cultural». Mientras, en España, el Departamento que dirige González-Sinde ha recortado en un 13,5 por ciento la aportación de su presupuesto a la protección del Patrimonio Histórico.
El Gobierno asume la lucha contra la piratería y la defensa de la propiedad intelectual en internet como uno de los grandes desafíos de la Presidencia española de la UE en el ámbito de la Cultura. Según el borrador del programa para la UE, el Ejecutivo de Zapatero se ha marcado como objetivo prioritario desarrollar el Observatorio Europeo de la Falisficación y Piratería, creado en abril por Bruselas para «luchar contra las mercancías falsificadas y las descargas ilegales en la red». Asimismo, España promoverá la creación del Día Europeo contra la Piratería, en un nuevo paso dentro de la campaña de sensibilización entre los usuarios.
El texto -acordado con Hungría y Bélgica, sucesores de España en la Presidencia- subraya que «prestará especial atención a las propuestas de la Comisión en el campo del copyright y en legislación sobre el acceso a los servicios y contenidos en la red».
Precisamente, a primeros de este mes Bruselas consensuó un acuerdo para la regulación de internet en Europa que abre la puerta a la desconexión sin una orden judicial previa, en lo que supuso un espaldarazo a la Ley Sarkozy para castigar a los usuarios que realizan descargas ilegales de contenidos sujetos a derechos de autor mediante sistemas P2P. Ahora bien, España llevará a la Unión de los 27 un plan maestro alternativo al modelo propuesto por Francia y Reino Unido que no criminalice al usuario. «No contemplamos medidas punitivas contra quien se descarga una película o una canción en su casa», se apresuró a señalar la ministra de Cultura para tranquilizar a los internautas españoles. El objetivo, insisten desde el Ministerio, serán las webs concentradoras de contenidos y de enlaces.
Pero el tiempo para presentar su modelo encima de la mesa europea se agota sin que España tenga su ley de internet. Los operadores agrupados en Redtel y la Coalición de Creadores han puesto en evidencia la imposibilidad de llegar a un acuerdo sin que el Gobierno tome cartas en el asunto, y así se lo han recriminado.
A ello hay que añadir el último tirón de orejas de Obama a Zapatero durante su reunión en la Casa Blanca, en la que se recordó que España ocupa los primeros puestos en la lista negra de la piratería mundial. El presidente español ordenó entonces la creación de una Comisión interministerial, que en las próximas semanas debería elevar al Consejo de Ministros un proyecto de ley de internet si es que España quiere liderar esta lucha en Europa.

Enviar a:

¿qué es esto?