Descubren al antepasado más antiguo del tiranosaurio, de 170 millones de años
El cráneo del Proceratosaurus / Museo de Historia Natural
Actualizado Miércoles , 04-11-09 a las 17 : 02
Con él se inició un linaje bestial. Científicos han descubierto la especie que dio origen a la familia de los tiranosaurios rex, el antecesor más antiguo de estos monstruos, su particular «Adán», que vivió hace 170 millones de años. El Proceratosaurus, como se le ha denominado, era más pequeño -medía unos tres metros de largo-, lucía un pequeño cuerno en la cabeza y parecía menos peligroso que las gigantescas máquinas de matar que evolucionaron después de su misma sangre. Hace unas semanas, investigadores de la Universidad de Chicago presentaban el descubrimiento de otro antecesor del T. rex cuyos restos fueron hallados en la Mongolia interior (China), el Raptorex kriegsteine, de 125 millones de años y también de pequeño tamaño (cien veces menor). De esta forma, el nuevo especimen refuerza la hipótesis de que estas bestias dieron el estirón en la última etapa de su reinado, de un tamaño menor que un coche a un bicho tan grande como un autobús antes de la gran extinsión masiva.
«Podemos decir de manera concluyente que (el Proceratosaurus) es el primer representante de la línea de evolución que condujo al Tyrannosaurio», ha asegurado la investigadora Angela Milner, del Museo de Historia Natural de Londres. Los restos del nuevo ejemplar, consistentes en un cráneo de apenas 30 centímetros, fueron desenterrados en una excavación cerca de Minchinhampton, en Gloucestershire (Inglaterra).
Dientes de bananaCuando fue descrito por vez primera en 1910, los paleontólogos pensaron que se trataba de otra especie, un Megalosaurus. Una década después, un científico alemán dedujo que se trataba de una especie nunca vista y lo bautizó con su nombre actual. Sólo recientemente los expertos se han dado cuenta de que se trata del primer antepasado de la estrella jurásica de Hollywood.
Milner y sus colegas escanearon el cráneo mediante técnicas de tomografía computarizada para crear una imagen en 3D de la estructura interna de la boca del animal. Así, comprobaron que guarda algunas semejanzas con los Rex, como grandes ventanas y espacios vacíos dentro de su cráneo, y dientes con forma de banana. Para los especialistas no hay duda: son de la misma familia.
Tras estudiar al Proceratosaurus, los investigadores han concluido que los tiranosaurios «fueron durante mucho tiempo un grupo de animales muy pequeños y sólo al final de la era de los dinosaurios lograron, de forma repentina, su enorme tamaño», ha explicado Milner. El nuevo hallazgo se publica en la última edición del Zoological Journal de la Linnean Society.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...