última hora
Kicillof anuncia que no hubo un acuerdo para evitar la suspensión de pagos en Argentina
Valoración:
Armas, libros y documentos requisados por la Policía Nacional / Ministerio del Interior
Actualizado Martes , 27-10-09 a las 17 : 17
La Policía Nacional ha desmantelado en Madrid una red internacional de matrimonios de conveniencia que había concertado más de un centenar de casamientos por los que los inmigrantes irregulares pagaban entre 10.000 y 12.000 euros y ha detenido a 34 personas, entre ellas un sacerdote con antecedentes por delito contra la salud pública.

Este sacerdote, "segundo" de una parroquia madrileña, suplantaba la identidad del sacerdote titular para firmar por el los documentos de los matrimonios católicos, implicando además a una docena de parroquias a las que ni siquiera acudían los detenidos.

La Policía comenzó a investigar estos matrimonios y descartó la relación de éstos con las iglesias en las que supuestamente se habían realizado, ya que los párrocos de cada una de ellas desconocían los matrimonios y no estaban reflejados en documento alguno.

3.000 euros por casarseSegún ha informado hoy la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, la red organizaba matrimonios entre ciudadanos colombianos, la mayoría vinculados al narcotráfico, y españoles. Estos últimos cobraban unos 3.000 euros por boda. A cambio del dinero, los inmigrantes podían obtener un permiso de residencia en España y, posteriormente, gestionar su nacionalización.

En la denominada operación "Escarlata", en la que también ha participado la Policía Municipal de Madrid, se ha detenido a 34 personas involucradas en un centenar de matrimonios ilícitos, en Madrid y Valdemoro, entre ellas un sacerdote nacido en Colombia, una funcionaria y una falsa abogada. No obstante, la investigación no ha concluido, por lo que no se descartan nuevas detenciones.

A los arrestados se les imputan delitos de asociación ilícita, contra el derecho de los ciudadanos extranjeros, estafa, falsedad documental e infracción a la ley de extranjería.

Se hacía pasar por abogadaEntre los miembros de esta red había una mujer, apodada "Claudia", nacida en Colombia pero nacionalizada española, quien, a través de una supuesta gestoría en el barrio madrileño de Carabanchel y haciéndose pasar por abogada, era la encargada de realizar estos casamientos. Las primeras investigaciones policiales señalan que "Claudia" pudo llevarse hasta un millón de euros de la trama.

Con ayuda de otros miembros de la organización, la mujer había hecho una red de contactos, entre ellos algunos funcionarios, y acudía siempre a los mismos Registros Civiles y Juzgados de Paz de la provincia de Madrid y zonas limítrofes. Según la Policía, esta mujer podría haber mediado en al menos 56 matrimonios civiles celebrados en el Juzgado de Paz de Torrelodones, y otros 22 enlaces canónicos en distintas parroquias madrileñas, aunque en este caso no se llegaban a celebrar las bodas.


Un adelanto de 10.000 eurosNormalmente, el extranjero interesado en legalizar su situación contactaba con "Claudia" y le adelantaba parte de los 10.000 euros que costaba la boda con un ciudadano español, mientras que el resto del dinero era entregado tras obtener el permiso de residencia.

Otra detenido, "Lola", era la encargada de buscar a la persona de nacionalidad española, generalmente de ambientes marginales, que a cambio de 3.000 euros accedía a contraer matrimonio. "Lola" pertenecía a una comunidad establecida en Villaverde y de etnia gitana, a la que también pertenecían muchos de los falsos cónyuges.

La falsa abogada "Claudia" realizaba también todas las gestiones necesarias para formalizar el casamiento, desde los trámites administrativos hasta aleccionar a los futuros contrayentes, con el objetivo de que realizasen correctamente la entrevista previa.

200 euros por ser testigoOtra de sus misiones era buscar a los testigos del enlace, a los que pagaba unos 200 euros, y se encargaba de gestionar la falsificación de los documentos.

Así, los miembros de la red falsificaban certificaciones eclesiásticas, las presentaban en el Registro Civil correspondiente y registraban el casamiento en los Libros de Registro oportunos, sin necesidad de pagar a contrayentes y sin ni siquiera acudir a la iglesia que aparecía en los papeles.

La Policía se dirigirá a los organismos públicos competentes para que anulen los matrimonios fraudulentos detectados, así como a la extinción de las tarjetas de permiso de residencia concedidas en virtud de ellos.

Once iglesias relacionadas con el delito
Once iglesias madrileñas oficiaron matrimonios de conveniencia entre ciudadanos españoles y colombianos organizados por una red internacional desarticulada hoy por la Policía en la denominada 'Operación Escarlata'.

Entre ellas está la de San Manuel y San Benito, situada en la calle de Alcalá junto al parque del Retiro y muy "cotizada" entre los novios de la capital. Así lo han confirmado a EFE fuentes de la investigación que han dejado claro que ninguno de los párrocos estaba al tanto de que se trataba de matrimonios de conveniencia, salvo el sacerdote de origen colombiano que ha sido detenido.

Las iglesias implicadas son: San Francisco de Asís, San Manuel y San Benito, San José Obrero, San Roque, Cristo de la Paz, San Romualdo, San Ildefonso, Virgen de la Fuensanta, San Félix, San Pedro Apóstol y Ascensión de Nuestro Señor, según confirmaron a Europa Press fuentes policiales.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...
Facebook ABC.es