Un grupo de seis independentistas radicales propinaron patadas y puñetazos al presidente del PP catalán en la comarca barcelonesa del Berguedá, Joan Antón López, de 24 años, quien tras ser hospitalizado, presentó la correspondiente denuncia en la comisaría de los Mossos d´Esquadra. Los hechos ocurrieron el sábado por la noche, cuando la víctima tomaba una cerveza con un amigo en un bar de Berga. Ambos decidieron abandonar el local cuando vieron acercarse al grupo en actitud amenazadora. Según explicó López a ABC, uno de los radicales es miembro de las Candidaturas de Unidad Popular (CUP), partido de la izquierda independentista que en las últimas municipales logró dos concejales en Berga. Los agresores siguieron a López y, ya en la calle Mayor, le dieron una patada en la espalda y un puñetazo en la cara, mientras le proferían insultos del tipo «fascista» y «os vamos a matar». «Lo más indignante es que en tu propia ciudad te agredan por pensar de forma diferente», dijo López. El PPC calificó el ataque de «conducta batasuna».

Enviar a:

¿qué es esto?