La apertura del Festival de Cine de Valladolid rompió anoche apoteósicamente su tradicional irrelevancia con un espectáculo que cautivó al público
Una gala con nuevos bríos
Vitorio Storaro entrega la Espiga de Oro a Carlos Saura / F. HERAS
Publicado Sábado, 24-10-09 a las 14:26
Anoche nadie quería que la gala de inauguración de la 54 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) acabase. El espectáculo capitaneado y elaborado por el actor, músico y showman Alex O´Doghertyserá recordado en los anales del certamen, que precisamente no suele acertar en la tarjeta de presentación. El ritmo, sentido de humor desenfadado y cierta irreverencia del gaditano conquistaron al público que siguió con interés e intensidad el monólogo perfectamente hilvanado con el propósito de presentar de forma amena la programación de esta edición.
Antes de dar comienzo a la gala por la alfombra roja que perfilaba la entrada del Teatro Calderón, sede central del festival, se pudieron ver numerosas caras del cine español, como los actores Eduardo Noriega, Sergi López o Ana Fernández, que se prodigaron en saludos al numerosísimo público que aguardaba pacientemente el paso de los invitados, que fueron recibidos a pie de calle por el presidente del Patronato de la Seminci y alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, y el director del certamen, Javier Angulo.
Otras figuras institucionales que no quisieron perderse el acto fueron la consejera de Cultura, María José Salgueiro; el presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, además de procuradores y diputados por Valladolid.
Los momentos más emocionantes fueron la entrega de las Espigas de Honor a los directores Carlos Saura, de manos su mujer la actriz Eulalia Ramón, su hijo Antonio, el actor Juan Diego y el director de fotografía Vitorio Storaro; y Ettore Scola, que lo recibió de manos de Carmen Maura.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es