Los hombres primitivos eran más rápidos que Usain Bolt y ellas ganarían a Schwarzenegger en un pulso
El plusmarquista Usain Bolt / AFP
Actualizado Domingo , 01-11-09 a las 16 : 48
El ser humano actual es «el más débil y digno de lástima» que ha existido a lo largo de los tiempos, especialmente los varones. Al menos, esto es lo que afirma el antropológo Peter McAllister, autor del libro «Manthropology: la ciencia del inadecuado hombre moderno», en el que asegura que los aborígenes australianos de hace 20.000 años habrían ganado con facilidad al orgulloso Usain Bolt, campeón del mundo de los 100 metros, y que una mujer neandertal habría aplastado aArnold Schwarzenegger en un pulso.

La investigación de McAllister sugiere que la humanidad actual hubiera hecho el ridículo ante sus ancestros en una imaginaria competición de fuerza o velocidad. Para llegar a tan dramática conclusión, el científico analizó los conjuntos de huellas fósiles conservadas en un lago y dejadas por seis aborígenes primitivos que perseguían una presa a la carrera. Según el estudio, los aborígenes primitivos alcanzaron velocidades de 23 millas por hora (37 kilómetros por hora) en el suelo blando y fangoso de la ribera del lago.

Con zapatillas y entrenadorBolt alcanzó una velocidad máxima de 26 millas por hora (42 kph) en los Juegos Olímpicos de Pekín, el pasado año, cuando consiguió el récord mundial de los cien metros en 9,69 segundos. Según McAllister, con un buen entrenamiento, zapatillas adecuadas y una pista de atletismo, los cazadores aborígenes podrían haber corrido a 28 mph (45 kph) -aún más rápido que el récord que Bolt consiguió romper en el Campeonato de Mundo de Berlín el pasado verano.

Por si esto no fuera suficientemente impresionante, McAllister afirma que las mujeres neandertales tenían un cuerpo un 10% más musculado que los varones modernos europeos. Con entrenamiento, una de estas mujeres podría compararse al mejor Schwarzenegger de la época de los 70. Además, por su característico brazo más corto, derrotarían al ex culturista y al actual gobernador de California en un pulso «sin ningún problema». Para el antropólogo, la razón de nuestro descalabro físico como raza humana es la inactividad. Nunca hemos estado tan parados. «El cuerpo humano es muy plástico», recuerda el investigador. Ya se sabe: lo que no se utiliza, se atrofia.

Enviar a:

¿qué es esto?