El ministro de Fomento, José Blanco, puso ayer en práctica la nueva pedagogía del PSOE para explicar la subida de impuestos, a la que se refirió como «ajuste fiscal»
Ahora lo llaman «ajuste fiscal»
Apoteosis del cambio de opinión sobre la subida de impuestos
José Luis Rodríguez Zapatero (03/09/05)
«Bajar los impuestos a las rentas del trabajo es una política de izquierdas»
José Blanco (14/06/09)
«No se trata de incrementos, sino de actualizaciones en el momento adecuado»
José Luis Rodríguez Zapatero (25/06/09)
«No tengo intención de subir impuestos, en todo caso tomaré medidas moderadas»
José Blanco (19/08/09)
«Si hay que elevar los tipos impositivos de los que tienen más renta habrá que hacerlo»
José Luis Rodríguez Zapatero (28/08/09)
«La reforma fiscal será limitada y temporal, respetando a las empresas y el trabajo»
José Luis Rodríguez Zapatero (01/09/09)
«Subir impuestos no es una improvisación, el Gobierno no improvisa, gobierna»
Celestino Corbacho (04/09/09)
«El Gobierno ha podido dar imagen de improvisación con los 420 euros»
Manuel Chaves (09/09/09)
«En la subida de impuestos no se excluye la bajada de algunos tributos»
Mª Teresa Fdez. de la Vega(09/09/09)
«Haremos una subida de fiscalidad moderada, prudente y limitada»
Elena Salgado (29/09/09)
«La subida de impuestos no será temporal y afectará a la clase media»
Ni ecotasa, ni subida de impuestos, ni mojarse sobre quién es rico y quién no. El ministro de Fomento, José Blanco, se cuidó ayer mucho de pronunciar ninguna de estas palabras, que tantos quebraderos de cabeza están dando al Gobierno. Los periodistas, en casi dos horas de rueda de prensa para presentar los presupuestos de su Ministerio, no pudieron arrancarle al ministro ni una sola palabra que no esté en el nuevo argumentario socialista.
Ha comenzado ya la pedagogía para explicar a los ciudadanos la subida de impuestos y José Blanco, el más político del Gobierno, no dudó en utilizar el acto de presentación de sus presupuestos para lanzar su mensajes.
Después de más de dos horas lanzando datos sobre inversiones y ejecución presupuestaria, tocaba hablar de política. La primera pregunta directa a un asunto que divide al Gobierno: la ecotasa. Se escurrió como una anguila, por la rendija que le dejó abierta un periodista al preguntarle qué le parecía que los camioneros tuvieran que pagar esa tasa: «No creo que tengan que pagar las consecuencias de una ecotasa», aunque reconoció que es «partidario de utilizar la fiscalidad como instrumento de política económica».
De la segunda cuestión relacionada con el aumento de la fiscalidad no salió tan airoso, porque tantas vueltas quiso darle para no pronunciar la palabra maldita que quedó en evidencia. «Estoy muy identificado con el ajuste fiscal del Gobierno». Desde ayer, la subida de impuestos se llama «ajuste fiscal».
A la tercera tampoco claudicó. Esta vez, le preguntaron dos veces sobre qué es ser rico y quién lo es y qué pensaba de la tributación de la SICAV. Se fue por la tangente: «Lo único que sé es que tributarán por sus intereses un 21 por ciento, seis puntos más que cuando gobernaba el PP». ¿Son ricos o no? «Depende del volumen que tengan».

Enviar a:

¿qué es esto?