El gasto en prestaciones por desempleo ha aumentado un 58,7% en un año, según los Presupuestos
Actualizado Martes, 29-09-09 a las 19:15
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha apuntado este martes que la subida fiscal que contienen los Presupuestos Generales del Estado para 2010 no será temporal, porque las circunstancias "no lo aconsejan" y el Gobierno no tiene previsión de que esto pueda cambiar.
En rueda de prensa en el Congreso para presentar los Presupuestos Generales del Estado para 2010, Salgado aseguró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sólo se refirió a una subida "moderada y/o temporal". "Lo tengo muy claro. Ahora estamos en lo moderado", informa Ep.
Salgado aseguró que la "propuesta" del Gobierno "ha sido muy pensada" en las repercusiones de cada una de las reformas impositivas en virtud de la recaudación, la eficacia y la "inexistencia de efectos adversos", o en que al menos éstos últimos se vean compensados por los primeros.
En este sentido, admitió que se trata de una de las medidas más impopulares y señaló que su impacto se nota especialmente en la "amplísima clase media española", por las características del sistema tributario español.
"Pedimos un esfuerzo adicional moderado a todos los ciudadanos y un esfuerzo específico a los que tienen más capacidad", defendió Salgado, en lo referente al incremento de las rentas del capital, y defendió que los titulares de las Sicavs verán incrementada su presión fiscal gracias a este aumento.
Más de 30.000 millones de gasto por desempleo
Los Presupuestos Generales del Estado para el año 2010 establecen unos fondos de 30.612,4 millones de euros para cubrir las prestaciones por desempleo para el próximo ejercicio, lo que implica un 58,7% más que en el presupuesto inicial para 2009 (19.292,16 millones de euros).
Según las cuentas públicas entregadas hoy al Congreso por la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, el Gobierno tendrá que gastar 11.320,2 millones de euros más que el presupuesto inicial previsto para el ejercicio 2009.
"Este fuerte incremento lleva al Estado a contribuir a la financiación de los servicios públicos de empleo mediante una aportación de 16.434,7 millones de euros", dicen los presupuestos.
Además, las cuentas de 2010 subrayan que, "en este contexto el Gobierno mantiene el compromiso de garantizar el derecho de los trabajadores desempleados al cobro de las prestaciones por desempleo".
El Gobierno también asegura que ha ampliado los derechos de los trabajadores en paro con la reposición de la prestación por desempleo en caso de suspensión o extinción de un contrato en el marco de un expediente de regulación de empleo (ERE) y la supresión del periodo de espera para ser beneficiario del subsidio por desempleo.
Sin embargo, durante este ejercicio el Gobierno ha tenido que incrementar el gasto por prestaciones por desempleo ante el incremento del paro. En concreto, el Gobierno ha realizado una aportación para el presente ejercicio para mantener los derechos de los desempleados en 16.898,05 millones de euros, de los de que 12.965,3 millones de euros se dedican a la cobertura del mayor gasto en prestaciones por desempleo.
Finalmente, el Gobierno recuerda que estos presupuestos recogen la nueva ayuda de 420 euros al mes para aquellos parados que hayan agotado sus prestaciones.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...