Actualizado Domingo, 27-09-09 a las 02:05
El gobierno del presidente Barack Obama probablemente no podrá clausurar la prisión de Guantánamo, donde retiene a cientos de supuestos terroristas, en enero como se lo había propuesto, informaron hoy medios estadounidenses.
La cadena CNN de televisión y otros medios citaron a funcionarios del gobierno según los cuales las complicaciones legales han demorado el cierre del campo de confinamiento en la base naval estadounidense de Bahía de Guantánamo, Cuba.
Durante la campaña electoral de 2008, el entonces senador Obama prometió que actuaría de manera expedita para clausurar esa prisión, criticada por grupos de derechos humanos y aliados de Washington.
Durante la primera semana después de su investidura presidencial, Obama firmó un decreto que fijó para enero de 2010 la clausura de la prisión, y dijo que EE.UU. no debía "continuar con un dilema falso entre la seguridad e ideales".
El 22 de enero, Obama señaló que clausuraría el campo de detención de Guantánamo "para restaurar nuestras normas de proceso debido y los valores constitucionales centrales que han hecho la grandeza de este país, aún en medio de la guerra, aún lidiando con el terrorismo".
El gobierno del presidente George W. Bush empezó a recluir supuestos terroristas en esa base en enero de 2002. Desde entonces cientos de hombres, capturados en diferentes partes del mundo, han permanecido sin juicio, sin cargos y sin un proceso legal para su enjuiciamiento o liberación.
En algún momento hubo en Guantánamo más de 750 reclusos, y más de 500 de ellos han sido transferidos a otros países.
El jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, indicó en una declaración escrita que "aún los funcionarios de la Casa Blanca reconocen ahora que no hay, todavía, una alternativa que proteja a los estadounidenses que sea tan segura como el confinamiento de los detenidos afuera de nuestro territorio".
Según CNN los funcionarios del gobierno que hablaron sobre las demoras señalaron que la Casa Blanca ha logrado que otros países acepten a algunos de los detenidos.
Entre los problemas legales que demoran la clausura de la prisión de Guantánamo se cuenta el hecho de que algunos de los detenidos puden ser terroristas peligrosos, y otros pueden haber sido delatados o entregados simplemente por venganzas personales o a cambio de recompensas.
El enjuiciamiento de los sospechosos se complica por el hecho de que muchos de ellos han sufrido interrogatorios rigurosos que, según grupos de derechos humanos, incluyeron torturas, de modo que sus declaraciones y testimonios no tendrían validez ante un tribunal de Estados Unidos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es