Sábado, 19-09-09
ANA M. PI
VALENCIA. El nuevo curso académico de la Universidad de Valencia (UV) comenzó oficialmente ayer bajo la presencia de la crisis económica. A la ya difícil gestión de unos presupuestos que no suelen caracterizarse por los excesos se suma este año la amenaza de recortes por parte del Gobierno central.
En este sentido, el rector de la UV, Francisco Tomás, criticó ayer el borrador de los Presupuestos Generales del Estado según el cual las partidas asignadas al Plan Nacional de I+D para el próximo año «se reducirían un 60% con respecto al ejercicio anterior». Esta disminución afectaría «gravemente» a la investigación universitaria e «implicaría un retroceso sustancial de la presencia española en el sector científico internacional», afirmó Tomás.
Mientras, el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, que acompañó al rector en el acto de apertura, recalcó que el fomento de los estudios universitarios constituye una «piedra angular» del Consell. Según Font de Mora, en los últimos diez años la Generalitat ha destinado 7.300 millones de euros a las universidades públicas, de los cuales, más de 2.829 millones correspondieron a la UV.
La crisis económica alcanza a los centros en un momento en el que la adaptación al Espacio Europeo de Enseñanza Superior (EEES), asentado en el Plan Bolonia, requerirá una cuantiosa inversión económica, especialmente en el caso de la UV, que arrastra la ratio de alumnos por profesor más alta de las instituciones públicas valencianas.
El año académico también estará marcado por los procesos electorales para la renovación del Claustro y el nombramiento de un nuevo rector.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es