El Centro para el Control de Enfermedades de Europa (ECDC) recomendó ayer que los niños y las embarazadas se vacunen más tarde de la gripe A que otros grupos considerados de riesgo porque cuando comience la campaña de vacunación, los laboratorios no habrán tenido tiempo de demostrar su seguridad en estos colectivos.
Las primeras vacunas se empezarán a distribuir en la Unión Europea «entre finales de octubre y principios de noviembre», cuando se tengan los resultados de los primeros ensayos clínicos que prueban la nueva vacuna en voluntarios sanos y las autoridades sanitarias internacionales concedan la licencia para producirla a gran escala.
Pero por el momento «sólo se han probado los efectos de la nueva vacuna en adultos sanos, aún no en niños y embarazadas», de modo que no podrá administrarse a éstos «hasta más adelante», afirmó la directora del ECDC, Zsuzsanna Jakab, durante su intervención ante la Comisión de Sanidad Pública del Parlamento Europeo.
De manera que aunque las embarazadas han sido designadas por la Unión Europea como grupo «prioritario» para las primeras campañas de vacunación, no podrán ser inmunizadas hasta que existan suficientes pruebas científicas sobre los eventuales efectos secundarios de la vacuna en ellas. «Una vez sepamos cuáles son los efectos de la vacuna en los adultos sanos, se empezarán los análisis en niños y embarazadas», dijo la experta húngara, al ser preguntada sobre los riesgos que podría tener la vacunación en personas más vulnerables al nuevo virus de la gripe.
Las personas con enfermedades crónicas sí podrán ser inmunizadas en las primeras campañas de vacunación, ya que los resultados de los análisis actuales también serán aplicables a este colectivo.
No obstante, «es de esperar» que la inyección de cepas del virus en los grupos de riesgo «provoque efectos secundarios, que habrá que seguir de cerca», subrayó.
Atentos a la tercera oleada
Cuando comience la vacunación, la Unión Europea pondrá en marcha un sistema de seguimiento para detectar posibles consecuencias adversas. Jakab insistió en que «como muy pronto», los primeros lotes de vacunas podrían estar listos a «principios de octubre», aunque precisó que para ello antes de esa fecha tendría que haber «suficientes evidencias científicas de que la vacuna es segura». Los primeros ensayos clínicos empezaron en julio y, según la OMS, sus resultados se tendrán en septiembre.Jakab también advirtió de la llegada de una tercera oleada de gripe, si el virus desarrolla resistencia a los antibióticos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es