Actualizado Miércoles, 26-08-09 a las 15:35
El líder del PP, Mariano Rajoy, se mostró hoy "radicalmente en contra" a la subida de impuestos que propuso el ministro de Fomento, José Blanco, y abogó por "todo lo contrario" para aumentar la recaudación del Estado.
El dirigente popular alertó de que un aumento de las tasas a las familias, autónomos y pequeñas y medianas empresas "es lo último que les faltaba" en una situación de crisis económica. "Sería la puntilla", reprobó, y advirtió al Gobierno de que "tiene que se austero y hacer lo contrario".
Al respecto de la congelación salarial de los funcionarios, Rajoy afirmó que esperará a "a ver lo que hace el Gobierno", tras lo que subrayó la necesidad de que "el presupuesto sea austero". "Pero tengo que recordar que a mí se me criticó 13 años por la congelación de salarios en 1996, cuando nos examinábamos del euro", añadió.
Acerca de que fuese el ministro de Fomento el que propusiese esta subida de impuestos en lugar de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, el líder de los populares ironizó con que no sabe si "estuvo de vacaciones o no se enteró de nada". En todo caso, incidió en que la reforma impositiva "no consta formalmente" y afirmó que "otros ministros no están de acuerdo" con las propuestas de Blanco.
Además, preguntado por que seis de cada diez trabajadores sean mileuristas, Rajoy sentenció que esta situación es "inaceptable" y entendió que ésta, junto con la crisis, deben ser centro de las políticas del Gobierno. "Hay que generar confianza, acabar con el paro y el constante aumento del desempleo y con que seis de cada 10 personas vivan con menos de mil euros al mes", reclamó.

Enviar a:

¿qué es esto?