Valoración:
Escrivá de Balaguer, vida de cine
El actor Charlie Cox interpreta a Escrivá de Balaguer en el filme de Roland Joffé / ABC
Actualizado Miércoles, 26-08-09 a las 13:09
«There be dragons», la película basada en la vida de Josemaría Escrivá de Balaguer se rueda en Argentina porque su director, Roland Joffé, dice que es «más barato» y porque, asegura, la recreación del Madrid de los años 30 era muy compleja en el propio Madrid. «La ciudad ha cambiado mucho, mientras que Buenos Aires ha variado menos». Realizador de películas como «La Misión» y «Los gritos del silencio», Joffé comparece en la capital argentina con buena parte del elenco, los dos productores españoles del Opus Dei, aunque sin la presencia del padre John Wauck, también miembro del Opus, y que ejerce de asesor.
«No hay una ideología detrás del filme. Hago esta película porque me lo pidieron. Al principio no sabía bien cómo enfocarla pero el tema es muy interesante. El objetivo no es hablar del Opus Dei. La historia, en definitiva, relata la búsqueda del sentido de la vida y la posibilidad que tiene cualquier persona de ser santa», asegura el director.
La historia de «Josemaría», como se refieren a Escrivá de Balaguer todos los miembros del equipo, está ambientada en plena Guerra Civil. El protagonista, Charlie Cox (Tristan Thorne en «Stardust»), encarna a un jóven Escrivá de Balaguer que comienza a labrarse su camino en la vida y en la Iglesia. «Sabía que hay polémica sobre Josemaría, pero yo traté de acercarme a él como hombre y no como religioso: ¿Quién era? ¿Con qué se enfrentaba a diario? Descubrí que era una persona extraordinaria», asegura el actor, nacido en Londres en 1982. «Sorprendido por los preconceptos», Cox sale al paso de quienes ponen en tela de juicio las bondades de la Obra: «Hablé y conocí a mucha gente del Opus Dei y no vi ningún comportamiento llamativo o extraño en ellos», reflexiona.
Ignacio G. Sánchez, productor de la película con Ignacio Núñez, defiende la autonomía de Roland Joffé. «Ambos somos del Opus, pero nuestra misión es crear espacios de libertad. El director tiene las manos libres. Buscamos a alguien independiente, que no estuviera conectado con la Iglesia», asegura antes de hacer una defensa cerrada del Opus y desafiar: «El que no esté convencido que pregunte».
Las primeras cuestiones en la presentación del rodaje quisieron despejar la duda de si la producción de esta película era una respuesta del Opus a «El Código Da Vinci», Joffé respondió: «No pretendemos darle réplica a esta película, llena de clichés pero buena. Nuestra intención es distinta, pero lo que importa es que hay un interés creciente por la religión». Interrogado sobre sus asesores —«es difícil encontrar alguien del Opus de izquierdas», observó un periodista argentino—, el realizador dijo: «En “La Misión” escuché a jesuitas muy de derechas y muy de izquierdas. Es un error pensar que el Opus tiene un solo color. Es fácil encontrar gente tanto de derechas como de izquierdas. Es cuestión de buscar».
Mientras discurría la rueda de prensa, como telón de fondo se proyectaban imágenes del rodaje de la película en Luján, provincia de Buenos Aires. Se supone que es Madrid donde las bombas están arrasando la ciudad. Entre los personajes que se mueven entre dos fuegos aparece Oriol, un joven «anarquista en busca de la libertad», según palabras del actor que lo encarna, Rodrigo Santoro, que hizo de Raúl Castro en las películas de Soderbergh sobre el Ché. «Me impresionó tanto lo que leí sobre la Guerra Civil que llegó a convertirse en una obsesión». También Olga Kurylenko, la chica Bond de «Quantum of Solace», verá silbar las balas. «Soy una joven republicana, idealista y con fuerzas para dar la pelea», describe antes de justificarse por no dar más detalles para no desvelar el misterio. Wes Bentley (el joven de «American Beauty») asiente desde la otra punta de la mesa. Él da vida a Manolo, un amigo de la infancia de Josemaría.
La curiosidad de una periodista sobre si alguien del reparto se había unido al Opus o tenía intención de hacerlo después del rodaje la satisfizo raudo Roland Joffé: «A la salida hay un formulario para rellenar». Pero la respuesta más concreta sobre si creían que Monseñor Escrivá de Balaguer había sido un santo la dio Charlie Cox: «Imposible de responder. No soy yo quien lo debe decir, sino la Iglesia».
Nuevo Depósito AZUL 15. 3,25% TAE a 15 meses. iBanesto da más.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios:
Más noticias sobre...
Facebook ABC.es