Valoración:
Actualizado Jueves, 20-08-09 a las 05:20
El éxito del trasplante de cara supone una esperanza importante para aquellos pacientes que no pueden ser ayudados eficazmente por la cirugía reconstructiva tradicional. Sin embargo, hay que considerar algunos aspectos importantes desde un punto de vista psicológico. Eso ha señalado precisamente el presidente del Real Colegio de Cirujanos del Reino Unido, Dr. Peter Morris al indicar que el trasplante facial no sólo es una cuestión de técnica quirúrgica, sino que también hay que tomar en consideración el impacto psicológico sobre el paciente receptor y para la familia del donante.
En realción a los efectos psicosociales, sabemos todavía muy poco acerca de los factores que determinan el éxito en la adaptación del paciente a su nueva apariencia. El problema de la identidad de la cara es importante, aunque parece que el trasplante no produce en el receptor la misma apariencia facial del donante porque la estructura ósea y muscular de la cara receptora es distinta, y porque los movimientos faciales dependen además, y fundamentalmente, del cerebro cuya actividad traduce la personalidad del paciente receptor. La cara resultante podría acabar siendo una mezcla de las caras previas de receptor y donante. Por ello, a pesar de una necesidad de ajuste a la nueva apariencia, no parece muy probable que se produzca una pérdida de identidad, aunque puede producirse una fase de confusión emocional, y problemas de relación familiar y social, ya que el entorno del paciente ha de ajustarse a la nueva situación.
Los efectos psicológicos dependen en buena medida de las características psicosociales del receptor, de ahí la importancia de la selección del candidato. Es importante que sea una persona equilibrada, esté bien informada, tenga unas expectativas de restablecimiento de su cara ajustadas y que acepte la incertidumbre del éxito de la operación.
Nuevo Depósito AZUL 15. 3,25% TAE a 15 meses. iBanesto da más.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...