Como dos gotas de agua
Actualizado Domingo, 09-08-09 a las 12:28
Michael Jackson, el «Rey del Pop» guardaba un más que considerable parecido con una estatua de 3000 años: los mismos labios, los mismos ojos almendrados, el mismo corte de cara y las mismas cejas. Incluso a la estatua, que representa a una egipcia, le falta una parte de la nariz. El busto, que se supone fue creado entre los años 1552-1050 antes de Cristo, puede contemplarse en el Field Museum de Chicago.

Se dice, que el parecido es tan grande, que estos días hay cola para entrar a la pinoteca. Ese innegable parecido ha dado paso a un largo rosario de despropósitos y de múltiples y fantásticos comentarios sobre la reencarnación del mago de la música y su existencia en otra vida como princesa del lejano Egipto.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es