Actualizado Lunes, 03-08-09 a las 19:31
No es la primera vez que escuchamos eso de que los porros afectan a la capacidad de nuestra memoria, pero ahora sabemos el por qué. Según un estudio liderado por Andrés Ozaita desde el Laboratorio de Neurofarmacología de la Universidad Pompeu Fabra que dirige Rafael Maldonado en Barcelona, la pérdida de memoria asociada con el consumo de marihuana está causada por la interferencia de la droga con la maquinaria de síntesis de proteínas natural del cerebro.
Los resultados del trabajo se publican en la edición digital de la revista Nature Neuroscience. Los compuestos cannabinoides sintéticos y naturales, como es el caso de los derivados del "Cannabis sativa", producen déficits de memoria aunque hasta el momento se desconocían los mecanismos implicados. Los investigadores han recreado este tipo de deficiencias cognitivas en ratones utilizando ensayos en los que se ponía a prueba la capacidad de los animales para recordar algo durante 24 horas.
Así, con este método han podido analizar los efectos del delta9-tetrahidrocannabinol (THC), el principal componente psicoactivo del cannabis, sobre los mecanismos cerebrales involucrados en esta propiedad perniciosa de los cannabinoides. El THC actúa sobre una clase específica de receptores conocidos como receptores cannabinoides que afectan a la fuerza de conexión entre las neuronas.
Según ha explicado Andrés Ozaita, responsable del estudio, "hemos observado que los cannabinoides como el THC activan en el hipocampo, un área del cerebro implicada en la memoria y el aprendizaje, procesos específicos que conllevan la síntesis de nuevas proteínas en las neuronas. Además, la activación de estos procesos que desembocan en los déficits cognitivos dependen específicamente de la interacción del THC con receptores para cannabinoides localizados en un tipo particular de neuronas dentro del hipocampo".
Los autores descubrieron también que la inhibición de estos procesos de señalización celular mediante rapamicina, un fármaco inmunosupresor utilizado para prevenir el rechazo de un órgano tras el trasplante, evita la amnesia inducida por el THC en los ratones. Además, según señala Ozaita "el trabajo desvela el papel que pueden jugar los cannabinoides endógenos en la modulación de algunos de los procesos relacionados con la consolidación de la memoria a nivel fisiológico".
Las posibles aplicaciones del estudio estarían relacionadas por un lado con el diseño de estrategias terapéuticas que evitasen los efectos perniciosos del cannabis sobre los procesos cognitivos. Por otro lado, dado que se describe un tipo de receptores para cannabinoides como responsable de los efectos dañinos sobre la memoria del THC, otra posible aplicación sería el diseño de moléculas selectivas que tuviesen una menor actividad sobre este tipo concreto de receptores para cannabinoides.
Por su parte, el profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid (UMC) y presidente de la Asociación Española de Investigación sobre Cannabonoides, José Antonio Ramos, ha destacado este lunes que el descubrimiento del mecanismo molecular que explica la pérdida memoria que produce el consumo de cannabis podrá ayudar a encontrar terapias paliativas para enfermedades en las que se produce una pérdida de memoria, como el Alzheimer.
Según ha explicado este experto, este hallazgo podría permitir en el futuro, con derivados antagonistas, mejorar la memoria en estas patologías y servir como tratamiento paliativo. En este sentido, destacó como "un aspecto positivo" que, si esto nos permite conocer cómo afectan los cannabinoides sobre la memoria, "igual que este compuesto actúa negativamente, otros compuestos derivados de los cannabinoides que sean antagonistas al delta 9 THC pueden ser positivos para la memoria".

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es