En momentos de crisis llega la hora de apretarse el cinturón y las instituciones no están ajenas a ello. Ayer, la Fundación de Iniciativas Económicas, Sociales y Políticas de Aragón, «Fundiniciativas», puso de manifiesto que el Gobierno de Aragón podría ahorrar 580 millones de euros de gasto corriente.
La fundación, de nueva creación, agrupa a expertos de diferentes disciplinas. Ayer presentaron su primer informe, que recoge datos como las inversiones que son necesarias en la Comunidad para salir de la crisis o el ahorro que podría realizar el Ejecutivo regional.
Para analizar este último punto, los expertos de la fundación, que se creó a principios de año, han estudiado «euro a euro» los presupuestos de la Comunidad de los últimos años y han constatado que el Gobierno aragonés podría ahorrar entre el 5 y el 10 por ciento o, lo que es lo mismo, 580 millones de euros,
Según el presidente de la fundación, César Ciriano, Educación y Sanidad son los departamentos que más gasto corriente tienen y los que más podrían ahorrar, sí sin recortar ni debilitar los servicios públicos. Además, estos expertos denunciaron un «gasto bastante disparado» en las empresas públicas.
Más allá de los recortes, la nueva fundación también ha estudiado cuánto dinero habría que invertir en la Comunidad para salir de la crisis. El resultado: 1.000 millones de euros.
Plan millonario
Con este dinero, el Ejecutivo aragonés podría poner en marcha un plan con medidas concretas para afrontar y superar la coyuntura económica. Apostar por las energías renovables, primar la rehabilitación de viviendas y el alquiler o mejorar las infraestructuras son algunas de sus propuestas. Todas ellas las presentarán por escrito a los diferentes partidos políticos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es