¿Pudo la vida animal surgir de un lago?
Investigadores recogen muestras de rocas en el sur de China / M. Kennedy - UC Riverside
Actualizado Viernes, 31-07-09 a las 13:05
Las evidencias de la vida en la Tierra se remontan a miles de millones de años atrás, cuando los organismos unicelulares como las bacterias eran los reyes del planeta. Los animales complejos aparecieron más tarde y se diversificaron a gran velocidad. La teoría convencional dice que estos seres comenzaron a desarrollarse en el océano para después sacar su cabeza de la aguas, arrastrarse por las costas y adaptarse a la vida terrestre. Sin embargo, un equipo de geólogos estadounidenses de la Universidad de California Riverside ha apuntado una nueva versión de la historia. Según han podido comprobar, la vida animal no surgió de los mares, sino de los lagos.
La prueba reside en los fósiles de animales encontrados en la formación rocosa de Doushantuo, en el sur de China, que han resultado ser los más antiguos hallados hasta la fecha. Tras analizarlos, los investigadores han comprobado que estos restos de hace 600 millones de años proceden de los sedimentos de antiguos lagos, y no del mar como se pensaba. Los geólogos llegaron a esta conclusión porque los minerales encontrados en la zona son incompatibles con el medio marino.
Algo «inesperado»El descubrimiento de los científicos estadounidenses abre un nuevo interrogante sobre dónde habitaron los primeros animales y cómo evolucionaron. «Sabemos que la vida en los océanos es muy distinta de la de los lagos, ya que, al menos en el mundo actual, los oceanos son medios más estable y consistentes comparados con los lagos», explica uno de los geólogos, el profesor Martin Kennedy. Por este motivo, «es sorprendente que la primera evidencia de animales que tenemos esté asociada con los lagos».
Según el autor principal del estudio, Tom Bristow, el hallazgo más llamativo en la región del sur de China donde se halla la formación de Doushantuo fue el de un mineral de arcilla llamado esmectita, que para formarse requiere unas condiciones específicas del agua, normalmente presentes en lagos salados y alcalinos.
Los científicos recogieron cientos de muestras de rocas de diversas localidades del sur de China que fueron sometidas a análisis geoquímicos y por rayos X. «Todos los análisis demostraron que los minerales y la composición geoquímica de las rocas no eran compatibles con la sedimentación en el agua de mar», ha señalado Bristow. Además, sólo encontraron esmectita en algunas zonas y no de modo uniforme, como se hubiera esperado de unos depósitos marinos, lo que según el equipo refuerza su hipótesis.
Por su parte, Kennedy ha calificado de «inesperado» que estos primeros fósiles no procedieran de sedimentos marinos. «Es posible también que otros organismos más antiguos o de la misma edad existieran en el medio marino y no los hayamos encontrado», ha advertido. Pero el estudio «demuestra que el hábitat de los primeros animales puede ser más variado de lo que se pensaba y abre la emocionante posibilidad de que la evolución comenzara en los lagos».
La formación de Doushantuo no contiene fósiles adultos. La mayoría son grupos de células considerados embriones, por lo que algunos científicos han puesto en duda que se trate de los animales más antiguos conocidos. El informe se publica en la revista Proceedings.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...