Actualizado Lunes, 20-07-09 a las 17:10
La Coordinadora Estatal de VIH-Sida (CESIDA), en colaboración con el Ministerio de Sanidad y la Plataforma VIH España, ha lanzado hoy la campaña 'Sal de dudas', una iniciativa que busca animar a los más jóvenes a someterse a la prueba del VIH, sobre todo si han realizado prácticas sexuales de riesgo homosexuales o heterosexuales, ya que, según diversos estudios, las personas que tienen en virus sin saberlo son responsables de casi la mitad (45%) de las nuevas infecciones.
Los encargados de presentar esta campaña en Sanidad han sido el presidente de CESIDA, Santiago Pérez Avilés; el director general de Salud Pública, Ildefonso Hernández; la secretaria del Plan Nacional sobre el Sida, Teresa Robledo, y el presidente de la Sociedad Española Interdisciplinar del Sida (SEISIDA), Daniel Zulaica.
El mensaje, que se trasmitirá a través de carteles con el lema de la campaña 'Es por ti. Sal de dudas' y de un breve 'spot' que se emitirá por televisión y en redes sociales como Facebook, muestra fotografías de chicos y chicas jóvenes en escenas de la vida cotidiana, a quienes se les pide realizarse el test del VIH "tanto por los demás y por ellos mismos", para poder "tomar el control de la situación" en el caso de que tengan dudas sobre si están infectados.
Para el presidente de CESIDA, esta campaña está enfocada sobre todo a los jóvenes que realizan prácticas sexuales de riesgo, a quienes se quiere recordar la importancia de usar preservativo y de contar con una buena educación sexual, en la que se incluya la realización del test del VIH, una prueba que, a su juicio, debería ser accesible para todos en todas las comunidades autónomas.
A su entender, dos retos de la lucha contra el VIH/Sida en estos momentos son luchar contra la discriminación y fomentar el diagnóstico precoz, un objetivo este último contra el que juegan factores como la baja percepción de riesgo que tienen algunos jóvenes —sobre todo heterosexuales, de los que salen "más del 50% de las nuevas infecciones", según Pérez— de la trasmisión del VIH, y el miedo de otros a practicarse la prueba y resultar positivos.
El 30% tiene VIH y no lo sabeSegún el director general de Salud Pública, entre 120.000 y 150.000 personas tienen el virus del sida en España y de ellas, "entre el 25% y el 30% aún no lo sabe, es decir, que hay unas 35.000 personas en este país que, por no practicarse el test del VIH, no se están beneficiando antes de los tratamientos existentes y no están adoptando medidas para evitar la trasmisión".
Asimismo, estas personas infectadas de VIH sin saberlo están aumentando los nuevos contagios ya que, según Hernández, "cuando no hay un diagnóstico la circulación del virus del VIH aumenta, con tres veces más capacidad de trasmisión", ya que los infectados no tienen la posibilidad de proteger a sus parejas del posible contagio.
Esta situación perjudica también al portador de VIH que desconoce su situación, ya que el 37% de las personas a las que se les diagnosticó el VIH en el periodo 2003-2007 mostraban "un grado de inmunosupresión grave que demuestra que deberían haber recibido tratamiento antes" y que por tanto, el periodo entre infección y diagnóstico del VIH en España es "excesivamente largo", ha apuntado.
Según el responsable de Sanidad, acabar con este "retraso en el diagnóstico" y reducir el número de personas sin diagnosticar es "una de las prioridades del ministerio, como se contempla en el Plan Multisectorial 2008-2012 frente a la infección por VIH en España".
«Normalidad» frente a la prueba"Se trata de promover una actitud de normalidad ante la prueba del VIH, incorporándola de forma mucho más amplia a los procedimientos diagnósticos habituales, con el máximo respeto a la intimidad y a a la libre decisión de las personas", explica Hernández.
El miedo al estigma social, la dificultad de acceso a los servicios sanitarios o la baja percepción del riesgo son las "barreras" por las que los españoles no se realizan el test del VIH. Para luchar contra ellas, Sanidad viene poniendo en marcha desde 2007 iniciativas para promover estas pruebas en toda España, entre ellas el proyecto piloto que arrancó el 1 de marzo de este año en País Vasco y Cataluña y que ofrecerá, hasta final de año, la realización del test rápido del VIH en farmacias de ambas autonomías.
Según Zulaica, los primeros resultados obtenidos en País Vasco de esta experiencia arrojan "un balance excelente", tanto para la población como para los farmacéuticos, con un total de 1.229 pruebas diagnósticas realizadas, de las que sólo 13 dieron positivo.
"Lo mejor fue, para los usuarios, que consiguieron salir de dudas de forma rápida, sin dar explicaciones y desde el anonimato", ha anotado el presidente de SEISIDA, para quien la experiencia fue también satisfactoria para los farmacéuticos, para quienes hablar de sexo con sus clientes fue uno de los aspectos más difíciles de la actividad.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es