Valoración:
VÍDEO: ATLAS
Viernes, 17-07-09
En el patio de unos pisos poco transitados y en los vestuarios de la piscina municipal violaron a la niña de 13 años de Baena. Eran las 17.00 horas del pasado 2 de julio, y la joven se encontraba en el recinto acuático del municipio, donde reside con su familia. Un chico, que había sido su pareja, la invitó a acompañarle fuera, a lo que ella accedió. Cuando se encontraba en el exterior, cinco menores más y un joven de 22 años la estaban esperando.
«La conminaron a mantener relaciones sexuales con todos; si se negaba, mostrarían a sus padres un vídeo, grabado con el móvil, en el que aparecía acostándose con el que había sido su novio», informaron fuentes cercanas al caso.
Así, a plena luz del día, la violaron sin que ella se resistiera ante las amenazas de los agresores. A continuación, regresaron con ella a la piscina y volvieron a abusar de la niña en los vestuarios. La menor no los denunció hasta cinco días después.
Denuncia previa
No obstante, la Guardia Civil de la localidad ya tenía constancia de la agresión y había comenzado las pesquisas para dar con los autores. Fuentes de la investigación apuntaron que recibieron una denuncia el mismo día 2 de julio. Fue una vecina la que puso los hechos en conocimiento de los agentes. Al parecer, la mujer fue testigo de cómo unos jóvenes, ataviados con chanclas y bañadores, estaban «forzando» a una niña en la calle, a unos 100 metros de la piscina municipal.
Cinco horas después, y tras haber comentado a su marido lo que había presenciado, telefoneó a la Policía Local relatándole lo sucedido, la cual, a su vez, informó a la Guardia Civil.
Tras la denuncia de la niña, los efectivos del Instituto Armado detuvieron a los seis jóvenes, si bien dos han quedado en libertad, puesto que uno de ellos tiene 13 años, por lo que no se le puede imputar ningún delito, y el otro sufre una incapacidad reconocida. Eso sí, la autoridad judicial les ha impuesto a los dos una orden de alejamiento con respecto a la víctima.
Así, los tres menores arrestados, tras prestar declaración ante el magistrado, ingresaron en centros de reforma de Córdoba, Sevilla y Granada en régimen cautelar semiabierto. En este sentido, permanecerán allí durante 6 meses, según explicó la delegada de Justicia, Mercedes Mayo, «prorrogables por otros tres, aunque probablemente, antes se celebrará el juicio».
El otro implicado, mayor de edad, se encuentra en la prisión de Córdoba. En concreto, su ingreso es incondicional y sin fianza.
Como aseguraron fuentes del caso, dos de los tres menores admitieron los hechos en su comparecencia ante el juez.
No obstante, le restaron importancia, poniendo de manifiesto su desconocimiento ante la gravedad de los hechos.
Según manifestó la madre, su hija no conocía a los agresores. «Uno de ellos es disminuido por lo que no le va a pasar nada. Otro es mayor y otro, compañero de clase. Los demás son del instituto», manifestó.
Están encausados como presuntos autores de un delito de abusos sexuales. Los hechos no han alcanzado, de momento, la calificación de agresión, puesto que la menor no fue forzada y las amenazas no alcanzan la gravedad exigida por la legislación para que lo sucedido pueda considerarse, jurídicamente, una agresión sexual.
A partir de ahora, el fiscal de menores será el encargado de proseguir la instrucción del caso hasta que se fije la fecha para la celebración de la vista oral.
Los hechos han conmocionado a la opinión pública. El subdelegado del Gobierno en Córdoba calificó lo sucedido de «terrible». A este respecto, consideró «conveniente» que la sociedad «reflexione sobre la necesidad de intensificar la educación y la tutela de los jóvenes menores».
Asimismo, Ruiz estimó que el hecho de que estén implicados menores de 14 años «aporta mayor crudeza» al caso, por lo que abogó por que los padres hagan un seguimiento a hijos.
Por su lado, la coordinadora del Instituto de la Mujer, Juana Baena, dijo que este caso que es un «hecho lamentable que constata que la violencia de género no tiene edad».
Baena explicó, además, que en este caso hay una doble visión de la violencia, por un lado el «acto en sí, y por otro el ensañamiento que se ha producido».
La Asociación Pro-Derechos del Niño y de la Niña (Prodeni) también se pronunció. Así, pidió a la Administración que articule servicios de control en lugares de ocio frecuentados por adolescentes para evitar que se produzcan situaciones de riesgo como la ocurrida en Baena.
Nuevo Depósito AZUL 15. 3,25% TAE a 15 meses. iBanesto da más.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios:
Más noticias sobre...
Facebook ABC.es