Nuestro país tiene las peores previsiones de todos para 2010, ya que la recesión no nos abandonará
Actualizado Jueves, 09-07-09 a las 00:05
El Fondo Monetario Internacional ha vuelto a revisar a la baja las previsiones de recesión de la economía española para este año, que han pasado del -3% que preveía en abril al -4% que establece en un informe sobre previsiones macroeconómicas hecho público este miércoles. Dentro de las economías que el FMI considera como «avanzadas», España es la que más empeora, y lo sería de todas las economías si no fuera porque México caerá 3,6 puntos más para cerrar el año con un 7,3% de contracción. Pese a todo, hay otros muchos países que sufrirán una recesión mayor que la española en 2009, como Alemania (-6,2%), Reino Unido (-4,2%), Rusia (-6,5%) o la media de toda Europa central y oriental (-5%), además del citado México. Para este año, el PIB mundial caerá un 1,4% según las previsiones del organismo radicado en Washington.
Para 2010, España se convierte, sin embargo, en la economía que peor desarrollo va a tener
según los expertos del FMI, ya que la recesión no nos abandonará y la economía se contraerá un 0,8%, es de suponer que por la imposibilidad de encontrar un modelo de crecimiento que sirva para sustituir a la exhausta construcción. Los países de nuestro entorno tendrán una evolución sólo un poco mejor, con un 0,6% de caída para Alemania y débiles crecimientos del 0,4% y el 0,2% para Francia y Reino Unido. Para 2010, el FMI ya prevé un crecimiento mundial del 2,5% que estará liderado por la recuperación de EE.UU. y Japón (0,8% y 1,7% respectivamente) y los crecimientos del 8,5% y el 6,5% de China e India, que ni siquiera en este año de recesión mundial sufrirán tasas negativas de crecimiento.
«Empezamos a salir de la recesión»
En este mismo informe, la institución financiera dirigida por el francés Dominique Strauss-Kahn asegura que «la economía mundial está empezando a salir de una recesión sin precedentes, pero la estabilización es desigual y se prevé que la recuperación será lenta». Asegura que uno de los indicadores de esta recuperación es que «las condiciones financieras han mejorado más de lo esperado, sobre todo gracias a la intervención pública, y los datos recientes indican que el ritmo de contracción de la actividad económica está moderándose». Y apuestan por seguir muy vigilantes con el sistema financiero, clave para la recuperación, ya que «La prioridad primordial en materia de políticas sigue siendo el restablecimiento de la salud del sector financiero. Es necesario seguir brindando apoyo mediante las políticas macroeconómicas, y a la vez preparar el camino para retirar de manera ordenada los niveles extraordinarios de intervención pública», ha asegurado la institución monetaria.

Enviar a:

¿qué es esto?