Valoración:
Los hogares en régimen de arrendamiento aumentaron un 18,% el año pasado por las políticas de fomento
Actualizado Sábado, 27-06-09 a las 11:49
La importancia del alquiler dentro del mercado de la vivienda español es muy reducida, notablemente más que la media de la Unión Europea. Mientras que en España sólo uno de cada diez hogares no es dueño de la casa donde vive, la media europea sube a uno de cada cuatro, y en algún país como Alemania la relación aún aumenta más (uno de cada seis hogares viven en régimen de alquiler). Desde su llegada al poder hace cinco años, uno de los objetivos prioritarios del Ministerio de la Vivienda constituido por Zapatero fue equilibrar esta relación propiedad-alquiler, aunque algunas medidas como la Renta Básica de Emancipación (RBE) de 210 euros por piso alquilado están sirviendo también para inflar los precios.
Sin embargo, el lento caminar hacia una mayor importancia del alquiler tuvo el año pasado su resultado, ya que los arrendamientos aumentaron un 18,3% respecto a 2007, hasta superar los 2,2 millones de hogares, un 13,2% del total. Y, teniendo en cuenta que muchos alquileres aún se establecen sin contrato de por medio, la cifra podría ser algo mayor. Frente a ello, 14,1 millones de hogares son dueños de su propia casa (un 84,5% del total). Algo más del 2% de las viviendas en España son cedidas.
Una ley, una incógnitaEn el día de ayer, el Congreso de los Diputados aprobó el Proyecto de Ley del Fomento de Agilización Procesal del Alquiler y de la Eficiencia Energética de los Edificios, un nombre imposible para llamar a una ley que pretende ser definitiva en la generalización del alquiler atacando, esta vez sí, por el lado de la oferta y en el ámbito que más interesa, como es dotar de una mayor seguridad jurídica a los arrendadores de viviendas, que con la legislación actual se sienten desprotegidos.
Este Proyecto de Ley supondrá la modificación de tres leyes: Arrendamientos Urbanos, Enjuiciamiento Civil y Propiedad Horizontal. La primera tendrá como consecuencia que un propietario podrá desalojar al inquilino si necesita la vivienda para sus hijos, padres, o su ex pareja en caso de separación. Esta cláusula deberá incluirse en los contratos de alquiler.
Agilizar los desahucios
Otro ámbito de importancia, en el que el Gobierno lleva algo más de un año haciendo pruebas piloto, es la forma de poder agilizar los desahucios cuando se produzca un impago de las cuotas de alquiler. Con la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil se pretende dar rapidez a los trámites legales para desalojar a un inquilino moroso, (un estudio publicado el pasado martes lo cifra en un 15% del total).
La reforma permite asegurar la tutela eficaz de la posición legítima de los arrendadores, de manera que ante incumplimientos graves en el pago del alquiler puedan recuperar sus viviendas de modo rápido y sencillo. Por otra parte, beneficia a los inquilinos de buena fe, con una supresión de trámites y reducción de plazos para que no se prolonguen en el tiempo la incertidumbre sobre la resolución de un conflicto. El propio Ministerio de Vivienda asegura que esto contribuirá "a la reducción de precios". En definitiva, la nueva ley permite que todas las acciones, tanto de desahucio como de reclamación de rentas se tramiten en juicio verbal, un procedimiento más rápido y sencillo.
La sentencia condenatoria de desahucio será título suficiente de ejecución directa del desahucio en el día y hora señalados, de manera que ya no habrá necesidad de iniciar nuevo proceso ni trámite posterior. Por lo que respecta a la sentencia de condena al pago de rentas, ésta incluirá, no sólo las devengadas al momento de interposición de la demanda, sino también las que se devenguen hasta la entrega de la posesión efectiva de la vivienda.
El proyecto mantiene la posibilidad de que las partes puedan llegar a un pacto durante el proceso, de modo que el propietario puede asumir el compromiso de condonar al inquilino total o parcialmente la deuda, a cambio del desalojo voluntario del inmueble. Con objeto de favorecer estos acuerdos, la nueva ley reduce a 15 días el plazo mínimo para que pueda alcanzarse dicha transacción. Asimismo, para evitar la utilización abusiva y de mala fe de esta figura, el incumplimiento del desalojo voluntario en el plazo acordado tendrá como consecuencia la ejecución directa del desahucio en un plazo no superior a 15 días desde la finalización del periodo voluntario
Nuevo Depósito AZUL 15. 3,25% TAE a 15 meses. iBanesto da más.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...