Berlusconi: «Roma está tan sucia como África»
Actualizado Martes, 26-05-09 a las 19:56
Roma sigue siendo uno de los destinos preferidos de millones de turistas, pero no precisamente gracias al primer ministro italiano. En su continuo deseo de tener una opinión para todo, maestro como es en desatar polémicas, Silvio Berlusconi dirigió su última perla hacia la histórica capital de Italia y otras dos ciudades sureñas. “Es una lástima pasear por ciudades italianas como Roma, Palermo o Nápoles y ver que por la suciedad de las calles parecen ciudades africanas más que europeas”.

Y como el mejor de los embajadores del “bel país”, Berlusconi repartió unos consejos al alcalde de Roma y miembro de su misma coalición política, Gianni Alemanno. “Un mayor cuidado de las zonas verdes, más atención a la limpieza, medidas para evitar los grafitis en las murallas de la ciudad...”. Esta es la receta del "Cavaliere" para mejorar la imagen de la ciudad eterna. Además, Berlusconi dice añorar una ley, abolida hace sólo unos meses, con la que se castigaba a latigazos a quienes dañaban el centro histórico de las ciudades.
Para sofocar la polémica, como de costumbre, el primer ministro tuvo que rectificar sus palabras aclarando que la suciedad de la ciudad es debida “a los quince años de degradación de la izquierda”.

Entrevista-confesión
Por otro lado, Berlusconi concedió el sábado una entrevista a la CNN en la que habló sobre su vida privada y pública: el proceso Mills, la Fiat, su historia con Noemi, la crisis económica, Guantánamo, la inmigración… Hasta la final de la Champions.
En esta confesión, Berlusconi dijo sentirse atacado por los periódicos, los jueces y la izquierda. Sobre el caso “Noemi”, el primer ministro quiere rebatir, de una vez por todas, a los que le acusan de mentir acerca de cómo conoció a la joven y dijo estar seguro de que una vez más “los italianos estarán de mi parte”.

La política de inmigración de Italia, según “el Cavaliere”, no difiere de aquella llevada a cabo “por Estados Unidos y todos los países normales”. Y para hacer un “favor” a la potencia americana no descarta acoger en la prisiones italianas a presos de Guantanamo.
¿La mayor añoranza de Berlusconi? Que en la final de Roma de la Champions no esté el Milán, “mi equipo, el que ha ganado el mayor número de copas en la historia de esta competición".

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...