Domingo, 24-05-09
El cabeza de cartel del PSOE para las elecciones europeas del 7 de junio, Juan Fernando López Aguilar, se ha dejado ver muy poco por el Congreso de los Diputados en este primer año de legislatura. De hecho, sin contar a los miembros del Gobierno, ocupa el primer lugar de la lista de faltas a los Plenos con votaciones en su Grupo parlamentario. López Aguilar ha dejado su escaño vacío en 14 ocasiones, más que ningún otro de sus compañeros sin funciones de gobierno, pese a que las instrucciones de la dirección de su grupo parlamentario han sido muy estrictas a lo largo del año para que no falte nadie a los plenos.
La comprobación exhaustiva de las ausencias registradas por los servicios informáticos de la Cámara, en las 44 sesiones con votaciones celebradas hasta ahora en esta IX legislatura, ofrece resultados tan llamativos como que el candidato socialista que ahora pide el voto para tener un escaño en el Parlamento europeo es el que más falta a los plenos del Parlamento nacional dentro de su grupo, sin contar el Ejecutivo.
La lista de ausencias la encabeza el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con 34. Le siguen otros dos ministros: Miguel Ángel Moratinos (30) y Carme Chacón (21). La ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez ocupa el cuarto lugar en el grupo socialista, con 17 ausencias, de las que 16 fueron cuando aún estaba en el Ministerio. El quinto lugar es ya para López Aguilar, por delante del resto de ministros de Zapatero. Destaca, además, el nombre de José Blanco entre los primeros de la lista de ausencias, con diez, de las que ocho corresponden a su etapa de diputado raso. Antes de ser ministro, Blanco ya era el segundo diputado socialista que más faltaba a los plenos, seguido de José María Benegas, José Segura y Jesús Caldera.
La alegría de Cabrera
Entre los que han sido ministros este primer año de legislatura y tienen acta de diputado, la ex titular de Educación Mercedes Cabrera ha sido la que menos veces ha dejado su escaño vacío en el Congreso: cinco en total. De hecho, desde que ha dejado de ser ministra, Cabrera disfruta plenamente de su vida parlamentaria, donde se siente como pez en el agua.
Precisamente, los «novillos» de dos ex ministros, Mariano Fernández Bermejo y Bernat Soria, junto a las ausencias justificadas de otros cinco diputados socialistas, facilitaron la primera derrota del PSOE en Pleno esta legislatura, el 28 de abril, cuando el Congreso aprobó una moción del PNV que instaba al Gobierno a eliminar al menos un ministerio, en aras de mayor austeridad.
Con todo, el portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, puede sentirse relativamente satisfecho, porque ha logrado que sus diputados falten mucho menos que los de la oposición. No es asunto menor, justo cuando la debilidad parlamentaria del Gobierno se pone cada semana en juego y el PSOE se ve obligado a hacer malabares para salvar las votaciones. Cada voto ahí es vital.
Las ausencias del PP
En cada sesión plenaria con votación (en los debates es prácticamente imposible registrar las numerosas y variantes ausencias) participan una media de 329 diputados. Falta, por tanto, 21. De ellos, siete serían del Grupo Socialistas, y once, del Grupo Popular. El resto (tres diputados) serían ausencias de los demás grupos parlamentarios.
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ocupa el primer lugar en el ránking de ausencias de su grupo, con 30, obligado por sus tareas de jefe de la oposición. A continuación, el diputado popular con más «novillos» en su cuenta es Gustavo de Arístegui, con 14. La portavoz de Defensa, Beatriz Rodríguez Salmones, ocupa involuntariamente el tercer lugar, con 13 ausencias, debidas en su gran mayoría a una baja médica.
Gerardo Conde Roa, Adelaida Pedrosa y Gabino Puche se han ausentado una docena de veces, mientras que Teófila Martínez (alcaldesa de Cádiz) y Jorge Moragas (jefe de gabinete de Rajoy) han llegado a las 11 ausencias.
El absentismo es uno de los principales problemas que está teniendo el grupo popular en los plenos del Congreso, donde ya han perdido alguna votación por culpa de las ausencias. Una de las más sonadas fue el 17 de marzo, cuando el PP estuvo a punto de que el Pleno aprobara una de sus medidas para salvar al sector del automóvil de la crisis, y al final perdió una ajustadísima votación, con 167 votos frente a 170, por la ausencia de seis diputados populares: Raquel Arias, Gerardo Conde Roa, Joaquín García Díez, Teófila Martínez, Gabino Puche y Mariano Rajoy. En las filas socialistas sólo faltó el presidente del Gobierno. En el caso del PP no sirvió de nada el llamamiento, vía SMS, a la «inexcusable» asistencia al Pleno.
En la bancada del Grupo Popular (153 escaños) hay 30 diputados que han faltado cinco o más veces a los plenos con votación en el último año. En el Grupo Socialista (169 escaños), en cambio, sólo son 16, que se quedarían en cuatro si no se cuentan a los miembros del Gobierno.
Disciplina de Erkoreka
En el Grupo Catalán-CiU, su portavoz, Josep Antoni Duran i Lleida, ha sido el que más veces ha faltado: 15. En el Grupo Vasco (PNV), su portavoz, Josu Erkoreka, es, por el contrario, el más disciplinado de sus compañeros, y sólo ha hecho «novillos» una vez. Pedro Azpiazu, en cambio, ha faltado siete veces.
Entre los cinco diputados de ERC-IU-ICV, Joan Herrera ocupa el primer puesto, con ocho ausencias, seguido de Frances Canet, con siete. Gaspar Llamazares sólo ha faltado una vez, y Joan Ridao, cinco. En el Grupo Mixto, los dos diputados de Coalición Canaria se lo han tomado con más calma que todos los demás, sobre todo José Luis Perestelo, que ha faltado nada menos que 12 veces a votar.

Enviar a:

¿qué es esto?