Sábado, 23-05-09
«El conocimiento es algo más que un concepto administrativo» proclama Florence Devouard, ex presidenta de Wikimedia Foundation. Y... ¿quién teme a Wikipedia? «No hay que tener miedo» contesta Richard Charkin, director ejecutivo de Bloomsbury y editor de Harry Potter: «Un agente literario juzgaba prematuro descargar libros a formato digital. Es duro tener almacenes atiborrados de papel y un MP3 en la mano. Wikipedia triunfó porque no acarreaba pasado». El consumidor, añade Philippe Chantepie, «deviene actor del sistema productivo cultural». Algunas empresas temen la interacción con una clientela creativa. Unas más que otras, puntualiza Devouard. Cuando Nintendo lanza un juego pide a los usuarios que lo mejoren. Larousse invita a los internautas a crear artículos. Devouard señala las ventajas: «Se liberan de la imagen anticuada de la enciclopedia; identifican la información interesante y localizan posibles colaboradores con talento». Cuando elaboró la Enciclopedia, Diderot era un treintañero. Hoy estaría en Wikipedia. ¿Papel del editor? Rechazar. Concluye Charkin: «Un 95 por ciento de los artículos de «Nature» no pasan la criba; del millón de novelas que navegan por internet sólo un millar vale la pena. Si todo es gratuito, la gente pagará, precisamente, por evitar lo superfluo».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...