Lunes, 18-05-09
M. ROSO
CÓRDOBA. La Delegación de Educación ha decidido remitir al Ayuntamiento de Córdoba, y a los distintos consistorios de la provincia, los expedientes de las alegaciones a la escolarización en los que las familias aleguen un fraude en el empadronamiento presentado por otros aspirantes al puesto escolar. Así lo han comunicado a ABC varios padres que estos días se han dirigido a los servicios jurídicos de la Delegación Provincial para presentar sus recursos al proceso de admisión para el curso 2009-2010.
Según indicaron estos padres, la Junta ha tomado esta medida porque el padrón, que expiden los servicios municipales, es el elemento que más tienen en cuenta los jueces para dictar sentencia en el caso de que los padres recurran a la vía judicial tras no lograr la plaza en el centro educativo de su elección. Es más, en ocasiones, los tribunales se pronunciaron en sentido contrario a Educación y le obligaron a readmitir a los niños que la Junta sacó de las listas por tener la certeza de que los datos que se aportaban en su solicitud eran falsos.
De acuerdo con el relato de los padres, para evitar entrar en contradicción con los jueces, esta delegación ha tomado ahora la determinación de no investigar por su cuenta los casos sospechosos y mandar los expedientes al Ayuntamiento para que confirme si el padrón es verdadero. En caso de que la respuesta municipal sea afirmativa, la Junta la dará por válida.
Los responsables de la Delegación Provincial no quisieron confirmar a ABC el relato de los padres y se limitaron a informar de que el padrón es un documento público, y como tal, ellos no pueden dudar de su validez.
Postura municipal
Por su parte, desde el Ayuntamiento de Córdoba, sí confirmaron los cambios en la gestión de las alegaciones e indicaron que hay familias que también están dirigiendo dichas alegaciones al Consistorio. No obstante, fuentes del gobierno municipal recordaron que el Ayuntamiento no tiene competencias en el proceso de escolarización y dijeron que no pueden investigar nada mientras no haya denuncia formal. «En caso de que la haya se le remitiría a la Policía Local, aunque creemos que quien debe encargarse de la investigación es la Policía Autonómica», aclararon.
La decisión de derivar la investigación del padrón a la Administración Local no sólo afecta a la capital sino al resto de municipios de la provincia. Hay que recordar que en años anteriores, la mayoría de las alegaciones al proceso de escolarización se centraron en el fraude en el certificado de empadronamiento. Las familias alquilan pisos unos meses cerca del centro escolar o empadronan a sus hijos con familiares o amigos para lograr los 10 puntos por cercanía al colegio que se dan en el baremo de admisión.

Enviar a:

¿qué es esto?