Actualizado Sábado, 16-05-09 a las 21:58
No todo es glamour y aplausos en torno a la figura de Barack Obama. Una cadena televisión australiana y un rotativo, además del diario británico The Daily Telegraph, han hecho públicas quince de las dos mil imágenes que la Administración demócrata prefiere mantener como material clasificado para no provocar una nueva oleada anti americana en Oriente Medio. Se trata de documentos gráficos que muestran torturas y malos tratos llevados a cabo por el Ejército de Estados Unidos en la cárcel de Abu Ghraib, que estos medios compraron en 2006 y que han sacado a la luz coincidiendo con la decisión de Barack Obama de recurrir su desclasificación tal y como exigió la Asociación Americana por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).
Prisioneros desnudos y ensangrentados, un hombre con un mensaje grabado en las nalgas que dice "Soy un violador" en inglés, un prisionero esposado y babeante, otro con el cuerpo lleno de excrementos, otro colgado con la cabeza boca abajo y sin ropa… imágenes que muestran al mundo uno de los episodios más aberrantes de la guerra de Irak y que ponen en entredicho cualquier guerra en nombre de los derechos humanos por parte de Estados Unidos. Las fotos ya son públicas y se suman a la gran colección que salió a la luz tras estallar el escándalo de Abu Ghraib, que marcó un antes y un después en la guerra contra el terror que defendía el Gobierno de George Bush.
Junto a la publicación de las caricaturas del Profeta Mahoma en Dinamarca, las torturas de Abu Ghraib significaron el declive definitivo de la campaña estadounidense en Oriente Medio. Un declive que se ha extendido a Oriente Lejano y que logró despertar un marcado sentimiento anti americano en otros países como Pakistán o Afganistán donde en estos días se libra la auténtica batalla contra el fundamentalismo.
Tribunales en Guantánamo
Estas fotos llegan a la opinión pública en un momento complicado en el que Obama ha sorprendido a la opinión pública anunciando que se restablecen las comisiones militares en Guantánamo, un sistema de justicia extraordinario denunciado por las organizaciones de derechos humanos y criticados por Obama durante la campaña electoral, contra algunos de los detenidos en Guantánamo. Un centro que parecía iba a ser clausurado con el “cambio” prometido por el nuevo Presidente vuelve a ser centro de atención mundial y algunos de los 240 detenidos que quedan en la isla caribeña serán sometidos a juicio, mientras que el resto serán enviados a países como España, que ya ha mostrado su disposición a acogerles.
Esta decisión ha sido calificada por los responsables de organizaciones como Human Rights Watch como un auténtico resurgir de la doctrina implantada por George Bush. “No hay un solo preso de Guantánamo que no pueda ser juzgado por el sistema legal de su país, esto no hace más que perpetuar la doctrina Bush”, declaró Jonathan Hafetz, abogado del sindicato americano de libertades civiles. “Es la mejor forma de proteger a nuestro país”, aseguró un Obama que en campaña prometió cerrar la prisión de Guantánamo en 2010.
.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...