Actualizado Viernes, 15-05-09 a las 21:09
La reunión que han mantenido en Londres la FIA, Federación Internacional de Automovilismo, y la FOTA, Asociación de escuderías de Fórmula 1, ha terminado sin acuerdo. El máximo organismo internacional se ha negado a retirar el reglamento previsto para 2010, que impone un límite presupuestario de 40 millones de euros, y ventajas técnicas a los equipos que se acojan a él.

Tras la fallida reunión, que Max Mosley, presidente de la FIA, ha definido como "amistosa", los equipos se han reunido aparte para ofrecer una postura común.

De forma paralela, Ferrari ha decidido acudir a la Justicia francesa por considerar que el presidente de la FIA, Max Mosley, no ha respetado los Pactos de la Concordia, firmados en el 2005, al no acordar con los equipos los cambios reglamentarios que quiere introducir a partir de la próxima temporada del Mundial de Fórmula 1.
Ferrari, que esta semana ha amenazado con no inscribirse en el próximo Mundial si la FIA sigue adelante con su idea de marcar un límite presupuestario voluntario, ha decidido llevar a Mosley ante los tribunales, ha informado el propio presidente de la FIA al abandonar la reunión con la asociación de equipos (FOTA).
"Ferrari ha elevado una petición a la Justicia francesa para solicitar un mandato judicial que nos impida hacer lo que queremos hacer", explicó Mosley. La primera vista será el martes, 19 de mayo, en París, ciudad en la que la FIA tiene su sede.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es