VIDEO Y FOTO / SINC
Actualizado Lunes, 18-05-09 a las 16:29
Un equipo de paleontólogos de la Universidad de Zaragoza (UNIZAR) ha hallado en el yacimiento burgalés de la Gran Dolina, en la sierra de Atapuerca, restos de una musaraña completamente nueva para la ciencia según informa el portal de noticias científicas SINC. La musaraña, bautizada como Dolinasorex glyphodon data de hace menos de un millón de años y era mucho más grande que las musarañas actuales. Los científicos también afirman que tenía los dientes rojos y su mordisco era venenoso, debido a unos canales en los incisivos inferiores que segregaban saliva tóxica.
El hallazgo, publicado en la Zoological Journal of the Linnean Society, sugiere que Dolinasorex estaba emparentada con las musarañas de Asia, lo que insinúa que la especie se desarrolló a miles de kilómetros del lugar en el que se ha descubierto. Aún así, este es el primer género de sorícido (familia en la que se clasifican las musarañas) descrito en la Península Ibérica y relativamente único comparado con otras faunas de yacimientos europeos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...