La alcadesa de Treviño confía en hablar con el País Vasco «sin las presiones de siempre»
La alcaldesa del Condado de Treviño, Inmaculada Ranedo, espera poder «retomar» con el nuevo Gobierno vasco los convenios pendientes sin el «chantaje» de la anexión a Álava. En su opinión, se ha producido un «cambio sustancial» en la comunidad vecina que mejorará las relaciones con la Junta de Castilla y León sobre todo lo relacionado con el enclave burgalés.
Inmaculada Ranedo considera que ahora es «el momento idóneo» para retomar los convenios con el País Vasco que están anulados e impugnados por la Junta de Castilla y León ya que fueron realizados en su momento de manera unilateral por los ayuntamientos del enclave (entonces gobernados por grupos independientes) y el PNV.
La alcaldesa del PP, que gobierna apoyada por el PSOE, señala que la llegada al Gobierno vasco del PSOE, respaldado por el PP, permitirá que se siga trabajando «de una manera correcta».
De este modo, las dos administraciones podrán «hablar de los problemas verdaderos del Condado de Treviño sin la presión de siempre, sin esa especie de chantaje de que si hacemos algo tiene que ser para que Treviño sea de Álava», afirma Ranedo.
La edil popular reconoce que la relación con el Gobierno vasco del PNV fue siempre «cordial» pero destaca que ahora se ha producido un «cambio sustancial» y, en su opinión, «será mucho más fácil que las dos administraciones se pongan de acuerdo en muchas cosas».
Ranedo espera que el diálogo entre los dos gobiernos regionales, las dos diputaciones y el propio enclave sea «mucho más fluido» y se puedan mantener los convenios que ya existen y retomar otros pendientes en materia de sanidad o cultura, siempre pensando en las necesidades de los treviñeses.
La alcaldesa del Condado de Treviño enviará próximamente su «más sincera felicitación» tanto al nuevo lendakari, Patxi López, como a Antonio Basagoiti por haber podido «formar un gobierno no nacionalista» en el País Vasco. A partir de ese momento, espera poder concertar con ellos una entrevista «para hablar de proyectos».
Inmaculada Ranedo explica que «sin duda alguna hay que escuchar las voces de todo el mundo» pero destaca que el objetivo es «trabajar por los treviñeses de una manera normalizada, sin crispaciones, como se hace en muchos otros sitios limítrofes entre comunidades autónomas»
La alcaldesa del Condado de Treviño visitó ayer junto al delegado de la Junta de Castilla y León en Burgos, Jaime Mateu, las obras del centro infantil que se está construyendo en la localidad de Armentia. Esta nueva infraestructura, que está previsto que se finalice en octubre de este año, supondrá la creación de 41 plazas para niños de 0 a 3 años gracias a una inversión superior a los 600.000 euros.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...