Lunes, 11-05-09
El Ayuntamiento de Parla esconde las cuentas de los dos últimos años de Tomás Gómez como alcalde. A estas alturas, el Consistorio que ahora dirige José María Fraile no ha liquidado todavía los ejercicios de 2007 y 2008. ¿Por qué? El PP sospecha que las arcas del municipio arrastran un remanente negativo de tesorería importante y que el equipo de Gobierno quiere ocultarlo, al menos, hasta que se celebren las elecciones europeas, fecha en la que Tomás Gómez se la jugaría por primera vez ante el electorado de Madrid.
Hasta el momento, los últimos ejercicios liquidados por el Ayuntamiento son los de 2005 y 2006. El primero se cerró con un déficit de 22,1 millones, mientras que el segundo elevó el saldo negativo hasta los 41,1. El PP calcula que, si se tiene en cuenta la evolución de los últimos años, el Consistorio parleño podría tener actualmente un agujero de 100 millones de euros.
Este periódico se puso en contacto con el Ayuntamiento de Parla el viernes pasado para conocer por qué no se habían presentado todavía las liquidaciones presupuestarias de 2007 y 2008 sin obtener ninguna respuesta.
A pesar de ello, el Consistorio que dirige José María Fraile aprobó el 8 de abril el presupuesto para 2009. Unas cuentas que el PP de Parla tiene previsto impugnar. ¿Por qué? Por varios motivos. Primero, por las formas: el gobierno socialista lo aprobó en un pleno extraordinario y urgente, en Miércoles Santo, y en víspera de un puente. Y segundo, por el fondo: para aprobar el presupuesto de 2009, se necesitaría tener liquidado el del 2007 y, al menos, presentar un avance de los seis primeros meses de 2008. En este caso, no se ha hecho nada de nada.
El secretario general del PP local, Miguel Ángel López, considera que los presupuestos de 2009 son «nulos de pleno derecho». Se basa, para ello, en que la Ley de Haciendas Locales establece tres opciones para solucionar el remanente negativo de 41 millones de 2006.
La normativa indica que el Consistorio puede solicitar un crédito por este importe, reducir el gasto o aprobar el presupuesto con un superávit igual a la cantidad estipulada. Ninguna de estas tres condiciones, según López, se ha cumplido, lo que llevará al PP a impugnar las cuentas de 2009.
Asimismo, el secretario general de los populares de Parla cree que su aprobación «podría suponer» un caso de prevaricación administrativa por parte de los concejales que voten a favor.
Ante esta situación, Miguel Ángel López envió una carta al alcalde de Parla el pasado martes día 5 en la que le proponía la elaboración conjunta -PSOE, PP e IU- de un plan de saneamiento financiero de las cuentas del Ayuntamiento. «Estando pendientes de liquidar las cuentas generales de los ejercicios 2007 y 2008 -afirma la misiva-, y teniendo en cuenta que estos dos últimos ejercicios han sido años en los que los Ayuntamientos, como consecuencia de la crisis del mercado inmobiliario, han visto recortados de forma muy importante sus ingresos por urbanismo, es más que probable que este remanente de tesorería negativo (41 millones) haya aumentado de forma importante a día de hoy».
Problemas y decisiones
El PP de Parla, según la carta, anima al alcalde a tomar «decisiones excepcionales» ante «problemas excepcionales» como es la grave situación financiera en la que se encuentra el Consistorio.
«Creo -continúa la misiva- que nuestros vecinos agradecerán que todos los que tenemos responsabilidades políticas, independientemente del partido en que militemos, nos pongamos de acuerdo para salir adelante de esta grave crisis que padecemos. Sobre todo en un municipio como Parla, sin un tejido comercial e industrial fuerte y con la tasa de desempleo más importante de toda la Comunidad de Madrid».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...