Valoración:
«Ningún país puede asombrarse de unos ejercicios a los que fue invitado»
FOTO: SIGEFREDO
Lunes, 11-05-09
Calma tensa en Georgia. Tras la sublevación del martes descrita por el gobierno de la ex república soviética como un intento de golpe de estado “instigado por Moscú”, llegan los ejercicios de la OTAN que Rusia califica de “abierta provocación porque no se pueden realizar donde hace sólo unos meses hubo una guerra”. El teniente general español Cayetano Miró Valls inaugura hoy en la base de Vaziani (20 kilómetros al este de Tblisi) estos ejercicios que protagonizan el último desencuentro entre Moscú y la Alianza Atlántica.

Como comandante jefe del Cuartel General de la OTAN en Madrid, a Miró Valls le toca coordinar los entrenamientos organizados cada año para estandarizar procedimientos y que los socios de la Alianza -esos países que forman parte de la Asociación para la Paz (PFP), el Diálogo Mediterráneo (MD) y la Iniciativa de Estambul (ICI)- puedan participar en operaciones de mantemiento de la paz. El general tendrá unos mil hombres a su cargo en Georgia (30 de ellos españoles, 25 en destino OTAN y cinco instructores del ejército) hasta el 1 de junio. Armenia, Moldavia, Kazajistán, Suiza, Emiratos Árabes y Serbia, seis de las 20 naciones que iban a participar, se han retirado. Algunos al parecer por presiones rusas.

Miró Valls recibió a ABC en Retamares, donde dirige a 530 oficiales de 15 países, horas antes de partir hacia Tblisi.
-¿Cómo se tomaron la sublevación del martes en una base cercana a donde realizan los ejercicios?
-Con la serenidad de dejar hacer al que tiene que solucionar el problema. El Gobierno georgiano llevó a cabo su acción limpiamente. Nuestro mecanismo continuó rodando sin pestañear, confiando en que se solucionaría.
-¿En qué consisten estos ejercicios?

-La OTAN no sólo realiza operaciones con fuerzas como Kosovo en su momento o Afganistán hoy. También persigue homologar a todos los países que quieran trabajar alguna vez con la Alianza, como las naciones PFP, MD o ICI. Y para homologarlos, estos ejercicios Cooperative Longbow/Lancer son los más importantes. Con ellos se pretende enseñar a oficiales de estos países cómo funciona un cuartel general de brigada multinacional en una misión de paz y adiestrarlos en actividades como hacer un check point o controlar un campo de refugiados. La primera parte se centra en simulaciones por ordenador con mandos ficticios y la segunda en operaciones de mantenimiento de paz.
-¿Por qué se realizan en Georgia y por qué le toca a usted coordinarlos?
-Estos ejercicios son anuales. La OTAN pregunta a las naciones PFP quién quiere ser anfitriona y quiénes desean participar. A todos les interesa porque se ven obligados a mejorar sus campos de instrucción. Desde el 2005 se han realizado en Ucrania, Moldavia, Albania (que ya está en la OTAN) y Armenia. Y ahora en Georgia. Todos ellos países ex soviéticos. Rusia es un PFP y además tiene acuerdo preferencial. Todos reciben la invitación para participar y ofrecerse como anfitrión. Los de este año se propusieron a finales de 2007 y en junio de 2008 se aceptó la candidatura de Georgia. Los coordino yo porque es un ejercicio del ejército de tierra. El cuartel de Madrid se turna con el de Heidelberg (Alemania). Cada uno lo hace durante dos años consecutivos.
- Por tanto, si Rusia lo sabía desde hace un año no tiene sentido que los califique de “provocación”.
-Ningún país puede asombrarse ante unos ejercicios de periodicidad anual a los que estaba invitado. Además, todos saben distinguir entre ejercicios de perfeccionamentiento de métodos como éstos y los preparatorios de una operación. La OTAN tiene una fuerza operactiva permanente, Nato Response Force (NRF), que durante seis meses está preparada para intervenir en cualquier crisis y se entrenan en campos de maniobras de la Alianza. Estas fuerzas están para eso, pero un ejercicio del tipo Cooperative pertenece a esa otra actividad que es homologar a los países que no son OTAN para que puedan participar en actividades de mantenimiento de la paz.
-¿La colaboración con los países PFP tendría como objetivo final que los que quieran se adhieran a la Alianza?
-Es una vía para acercarse a la Alianza, que como sabes desde hace muchas cumbres abrió las puertas a todas las naciones que quieran participar en este club de seguridad. Eso no significa que todos los PFP quieran, pero sí que organizamos seminarios y distintas actividades en los que pueden participar. La última semana de abril tuvimos aquí, en Madrid, un seminario de operaciones de paz donde participaron tres rusos y dos georgianos.
-¿A qué viene entonces el enfado de Rusia? El secretario general de la OTAN afirma que su actitud es “desafortunada y contraproducente, justo cuando se intenta restaurar el diálogo con Moscú”.
En España decimos “aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid...”. Esta es una cuestión política, pero todos nos hemos sorprendido un poco porque ya te digo que la semana pasada estuvieron aquí tres rusos y dos georgianos conviviendo.
-¿Cree que Rusia podría llegar a ser miembro de la OTAN?
-Creo que sería estupendo poder cambiar el título de un famoso libro escrito por el británico Basil Liddel Hart tras la Segunda Guerra Mundial, “Al otro lado de la colina”. El ideal sería que todos estuviéramos al mismo lado de la colina. No al otro lado, sino al mismo lado. Cuantos más esfuerzos aunemos, mejor.
-¿Cómo se podría solucionar este constante tira y afloja?
El camino es difícil porque se entermezclan muchos intereses. ¿Se puede conseguir? Si hace 25 años me dicen que vería izar las banderas de Croacia y Albania en la OTAN, no me lo habría creído. El camino está. Sólo hay que saber encontrarlo.
-¿Está preparado el cuartel de Bétera, en Valencia, para asumir el núcleo duro de ISAF en 2011?
-Seguramente será en 2011, aunque estamos restructurando la rotación interna de los cuarteles de la OTAN. Se le ofrecerá a España y si dice que sí, lo asumirá. El cuartel pasó la Full Operational Capability “cum laude”. Es tal vez el mejor preparado en comunicaciones y ahora mismo está allí la NRC. Si ahora hubiera una crisis, el cuartel general terrestre al frente de la operación sería Bétera.
-¿Cuál es el reto más importante en la OTAN del siglo XXI?
-Son varios y muy distintos. En el tema de la piratería, por ejemplo, todos están de acuerdo en que hay que luchar contra ella. Ahora bien, el problema es cómo se lucha. Deben llegar a un acuerdo en los métodos y dejarnos hacer a los especialistas.
-¿Y el principal malentendido respecto a la Alianza?
-Disociarla de los gobiernos. La OTAN no mata ni decide. Es el Consejo Atlántico, compuesto por los presidentes y en su defecto por los embajadores permanentes, los que toman las decisiones que pasan al Comité Militar, formado por los Jefes del Estado Mayor de la Defensa de cada uno de los países.
-¿Por qué cree que hay tanta desinformación en temas de defensa y seguridad?
Por falta de análisis. A los que más les duele que se informe mal es a los propios militares y a sus familiares. El que está allí sabe lo que está haciendo, pero en estas operaciones tan largas la sociedad y los gobiernos pueden perder la noción de por qué empezó aquéllo. Quizá sea difícil vender este tema.
-Sobre todo en un país como España...
-Sí, pero hablamos de hace ya tres décadas. Fíjate la cantidad de naciones que estaban entonces detrás del telón de acero y en España estamos todavía en la guerra de Cuba... No se puede utilizar a las fuerzas armadas para dar patadas a un gobierno. Yo ingresé en el ejército durante la dictadura y en democracia he trabajado con un gobierno de centro, otro de derechas y dos de izquierdas. He ascendido dentro de mi carrera militar hasta teniente general. ¿Es que todos se han equivocado conmigo? Nosotros no deberíamos ser utilizados para atacar a un presidente o a un ministro de Defensa.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...